26 junio 2010

Sensor de infrarrojos para medición de temperatura en procesos de fabricación

Raytek ha introducido la serie MI3 de sensores de infrarrojos para medición de temperatura destinado a fabricantes de equipos originales (OEM) para aplicaciones y procesos de fabricación. Los sensores Raytek MI3 proporcionan servicio de alta calidad en la industria, flexibilidad y bajos costes de instalación. Al combinar una robusta cabeza sensora de acero inoxidable IP65 (NEMA 4) con un módulo de comunicaciones separado, el MI3 ha sido diseñado para cumplir virtualmente con cualquier requerimiento de medición de temperatura sin contacto. .
Los termómetros infrarrojos, tales como el MI3, son los más rápidos, los más seguros y la manera más rentable para medir temperaturas críticas, necesarios para el control de procesos y automatización. .
El coste de energía es típicamente uno de los tres principales costes en cualquier planta de fabricación, y el calentamiento del proceso es lo que mayor incidencia tiene en el sobrecoste. .
El MI3 de Raytek reduce los costes de energía al permitir un control del proceso más ajustado y un proceso de calentamiento más eficiente. .
El nuevo sensor MI3 provee toda la funcionalidad de la ya probada Serie MI de Raytek con una gran cantidad de nuevas características. Estas incluyen una amplia selección de rangos de temperatura y respuestas espectrales en las cabezas sensoras, una interfaz digital USB 2.0 para una fácil configuración y puesta en marcha del sensor, una plataforma electrónica completamente programable y tiempo de respuesta tan rápido como 20 mSeg. La innovadora interfaz para múltiples cabezas sensoras del termómetro soporta hasta ocho cabezas que se pueden direccionar de manera individual por cada caja de comunicaciones. .
Los sensores de la serie MI3 de Raytek ofrecen una selección de salidas analógicas escalables de 0/4-20 mA y 0 a 5/10 VCD o salidas de termopar Tipo J, K, R o S, así como una interfaz opcional para red RS485 – lo que permite una integración sin límites con equipos de control existentes o con sistemas de OEM’s. .
La comunicación USB 2.0 estándar facilita la configuración del sensor y es de mucho valor para el diagnóstico de fallos cuando el dispositivo se instala en ubicaciones hostiles o remotas. Adicionalmente, esta capacidad ahorra tiempo de mantenimiento y minimiza la exposición de los técnicos en ambientes peligrosos. El robusto software de calibración en campo también permite la calibración los sensores in situ, lo que reduce más aún el tiempo y costo del servicio. .
Gracias a ópticas de silicio de alta resolución de precisión, los sensores MI3 proveen un rango de resoluciones ópticas (2:1, 10:1 o 22:1) a un precio muy atractivo. Para aplicaciones OEM de alto volumen, las cabezas sensoras permiten una interfaz digital directa con el controlador en la máquina principal.
Publicar un comentario en la entrada