15 marzo 2012

La subida retroactiva de la factura de la luz obligará a tres incrementos simultáneos en el recibo


Los recortes de diciembre de enero hicieron desaconsejable una subida de la luz en enero y el gobierno optó por mantener inalterable el recibo de la luz. Pero los costes de la energía siguen subiendo con fuerza y esa congelación del precio era difícil de sostener.


El Tribunal Supremo ha dictado varios autos que se van a traducir en una subida retroactiva del recibo de la luz para todos los consumidores. El ministro de Industria, José Manuel Soria, puede verse obligado así a tres alzas de la luz: dos retroactivas -una a partir de octubre y otra a partir de enero- y la que se preveía para abril.

Por un lado, el Tribunal ha aceptado las medidas cautelares solicitadas por Endesa e Iberdrola en sendos recursos contra de la congelación de la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz en enero y reconoce la necesidad de que se recojan los costes regulados suficientes para evitar la creación de déficit de tarifa, lo que implica una revisión al alza del recibo eléctrico para 2012.

En uno de los autos, al que ha tenido acceso Europa Press, la sala tercera del Supremo se suma a las tesis ya defendidas anteriormente por el tribunal y considera insuficiente el aumento de peajes del 10% en enero, con el que el Gobierno forzó una congelación de la TUR después de que el coste de la energía bajara en parecida proporción.

El Supremo ya había anulado la congelación de la tarifa pactada en junio de 2010 por el entonces ministro Miguel Sebastián y el responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, así como el mantenimiento de la TUR en octubre del año pasado, cuando los costes energéticos y los peajes obligaban a aplicar incrementos.

En su solicitud de cautelares, Endesa pide que se reconozca un desajuste temporal de 904 millones de las actividades reguladas de 2011, así como 116 millones correspondientes a 2012. El incremento de peajes necesario para satisfacer los costes del sistema, aun contando con el desafase legal de 1.500 millones para 2012, debe equivaler a 1.888 millones, afirma. Al dar la razón a Endesa, el Supremo ratifica un auto similar de comienzos de mes, en el que también acepta los argumentos de Iberdrola sobre esta misma cuestión.

También en octubre

En paralelo, el Tribunal Supremo ha dado la razón a un incidente de ejecución planteado por Iberdrola y ha obligado al Gobierno a refacturar todo el recibo de la luz a cerca de 29 millones de consumidores a partir de octubre del año pasado. A finales de diciembre, el Supremo había suspendido la bajada de peajes eléctricos en un 12% aplicada por el Gobierno en octubre para forzar una congelación de la luz. No obstante, la resolución era solo de aplicación desde el 22 de diciembre, fecha en la que se conoció la decisión del tribunal.

No obstante, en un auto al que ha tenido acceso Europa Press, el Alto Tribunal ha dado la razón a Iberdrola y considerado que la Tarifa de Último Recurso (TUR) debe volver a calcularse para el conjunto del cuarto trimestre de 2011, y no sólo para una semana. De esta forma, las eléctricas tendrán que refacturar tres meses enteros de luz a los clientes, lo que, a la vista de que los peajes tienen un peso del 50% sobre el recibo, supone una presión al alza del 6% que los clientes no han pagado y deberían pagar ahora.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, puede verse obligado así a tres alzas de la luz: las retroactiva de enero y octubre, y la correspondiente a abril. Soria abrió ayer la puerta a subir el recibo en la revisión del segundo trimestre.

Fuente: Expansion
Publicar un comentario