09 enero 2009

Entendiendo la gestión básica de un proyecto

Hace unos días hablábamos de la gestión del riesgo en los proyectos industriales y la forma de optimizar la ejecución de un proyecto. Si entendemos la gestión de un proyecto y sus aplicaciones a las actividades diarias no solamente realzaremos la eficiencia en la ejecución de un proyecto, sino que en último término conseguiremos mejorar los parámetros de rendimiento. Los elementos básicos que deben entenderse para la gestión de un proyecto son los siguientes:
  • Gestión del proyecto: La gestión del proyecto es la disciplina de planificación, organización y gestión de los recursos de un proyecto. Se utiliza para conseguir el cumplimiento de los objetivos y metas propuestos para el proyecto.
  • Gestión de proyectos discretos: El propósito del proyecto es construir una planta industrial, que puede ser más o menos compleja. Pero independientemente de su complejidad, cualquier proyecto no es más que el desarrollo de varias miles de actividades discretas para las que habrá que utilizar muchos recursos, tales como materiales, personas y capital. Todos los miembros del proyecto deben trabajar de forma colectiva para conseguir cumplir los objetivos del proyecto. Esta gran cantidad de actividades deben estar bien descritas, planificadas, gestionadas, organizadas y distribuidas entre los miembros del proyecto para conseguir su ejecución eficiente.
  • Gestión por objetivos: El responsable de gestionar proyectos discretos debe establecer metas u objetivos para cada una de las actividades discretas, que serán de esta forma gestionadas por objetivos. El supervisor asignará las tareas discretas que ejecutará cada uno.
  • Estructura de descomposición del trabajo: Construir una planta es un trabajo grande y complejo, que debe descomponerse en pequeñas partes para cada uno de los miembros del proyecto. A esta actividad se denomina estructura de descomposición del trabajo. En primer lugar el equipo se dividirá en diseño, procurement y construcción. En cada uno de estos grupos se subdividirá en actividades discretas tales como: procesos, instalación eléctrica, tuberías, instrumentación, pintura, aislamiento, etc.
  • Elementos de gestión del proyecto: Una vez que los objetivos están claramente definidos, es necesario aprender los elementos básicos de gestión de un proyecto: Alcance, programación, coste y calidad. Después de descomponer las actividades y asignarlas a cada miembro individual. El alcance es lo que se supone que cada uno tiene que hacer y la forma óptima de aprovechar los recursos. La programación puede definirse como el plan para ejecutar los trabajos para conseguir el proyecto, especificando el orden y el tiempo asignado para la actividad de cada trabajo. Las pérdidas de dinero comienzan cuando las actividades no se ajustan a los tiempos previstos. En los costes debe valorarse el tiempo, esfuerzo y materiales necesarios para cada actividad.

Bibliografía: Understanding Basic Project management. Hydrocarbon processing December 2008 Palabras clave: Work breakdown structure (WBS)

Publicar un comentario