29 enero 2009

Eficiencia energética por medio de controles industriales

Los controles industriales incorporan algoritmos que responden a la a la información de los sensores con algún nivel de computación, generando una señal que activa un mecanismo de actuación. La aportación de los controles industriales al incremento de la eficiencia energética en los procesos es la siguiente.
  • Control integrado de plantas industriales: El control coordinado de operaciones en plantas industriales genera una oportunidad significativa de ahorro energético. De particular interés es el control coordinado de las operaciones de plantas de energía con el sistema de control distribuido de la planta completa (DCS). Las plantas industriales que procesan biomasa, como la industria agroalimentaria, tienen la complejidad adicional de producir energía "in-situ".
  • Control en tiempo real de la utilización de energía del proceso: Este sistema requiere una estrecha integración con los modelos de planificación comercial de la empresa y el nivel más elevado en la planificación de las tomas de decisión. Un controlador de ahorro energético se dirige directamente hacia los costes del consumo energético, con la compensación conveniente de la operabilidad y beneficio total. Una aplicación complementaria de estas tecnologías es disminuir las emisiones de contaminantes.
  • Controles inteligentes: Uno de los principales problemas de la implementación de controles inteligentes es la naturaleza de problema específico (ver "Utilización de PACs para la automatización de factorías").
  • Control de la calidad del producto: Son proyectos de automatización destinados a controlar variables de calidad claves del producto, y también suponen una oportunidad significativa de ahorro energético. Una metodología más formal de estimación facilitará el control directo de las variables deducidas, y por lo tanto el ahorro de energía directo e indirecto.
  • Control predictivo del modelo en operaciones de unidades individuales: Los controles predictivos del modelo son la técnica principal para conseguir ahorrar energía, y sus aplicaciones son especialmente indicadas a proyectos de automatización de equipos de gran consumo energético, tales como hornos, secadores, calderas, extrusoras, columnas de destilación, y reactores.
  • Control de procesos de partículas: Puede conseguirse ahorro directo de energía en operaciones de unidades que tratan directamente con control de las propiedades de partículas en equipos de consumo intensivo de energía (por ejemplo, secado en sectores de la alimentación y químico).

Bibliografía

  • Assessment study on sensors and automation in the industries. Reports on industrial controls, information processing, automation and robotics. U.S. Department of energy. Energy Efficiency and Renewable Energy. November 2004
Publicar un comentario