08 enero 2009

Otro problema que llega: El proteccionismo

Las revisiones que venimos haciendo estos días sobre la prensa económica internacional parecen confirmar que el año 2009 pondrá a prueba las dotes de gestión de las empresas. Ahora ya no todas crecerán sin problemas, ahora algunas crecerán, muchas decrecerán, y otras muchas desaparecerán. Para permanecer en el primer grupo; en el de los que se fortalecen con las crisis; es muy importante estudiar cómo van a ir evolucionando las variables que condicionan los negocios; y sabe predecir los acontecimientos. En su artículo “Barriers to entry”, habla The Economist de esté problema en su último número. El comercio mundial no ha experimentado contracción alguna desde el año 1982, por lo que pocos gestores de empresas recordarán este hecho. En aquellos últimos años de la guerra fría; cuando la Unión Soviética amenazaba a la obsesionada América, y China tan solo estaba iniciando sus reformas económicas; el volumen del comercio mundial menguó. Este convulso año, hemos visto cómo el primer semestre el comercio internacional estaba amenazado por el incremento del precio de los combustibles (ver “El incremento en el coste de los combustibles puede estar alterando el comercio mundial”). Pero después del verano vimos que el comercio mundial comenzó a decrecer bruscamente (ver “Importantes efectos de la crisis financiera en la industria”). Todas las alarmas saltaron a primeros de diciembre, cuando incluso el motor del comercio mundial daba serias muestras de debilidad (ver “¿Qué está pasando estos días con la economía china?”). Es por tanto buen momento para preguntarnos con más detalle qué depara el año 2009 al comercio mundial, y consecuentemente; cuáles son las estrategias más interesantes que desde la empresa podemos aplicar ante los más que previsibles cambios que llegarán en 2009. El Banco Mundial ha avanzado que el comercio puede caer globalmente este año en torno a un 2 %. No se trata solamente del estancamiento en las exportaciones chinas, sino que la mayoría de los países que han informado recientemente, indican caídas de dos dígitos en las exportaciones del mes de noviembre. Por ejemplo, las exportaciones de Chile, Corea del Sur y Taiwan han caído un 20 %. Hay pocas dudas de que una seria disminución del comercio mundial está en camino. Aquí puede descargarse un completo dossier con las estadísticas del comercio internacional de la Organización Mundial del Comercio.
. la aparición del proteccionismo. . .
Uno de los efectos de esta caída del comercio mundial puede ser la aparición del proteccionismo. El motivo es que los gobiernos suelen levantar barreras proteccionistas cuando están en peligro puestos de trabajo y salarios. Pocos temen que las cosas vayan a mayores como ocurrió en la Gran Depresión, cuando se impusieron tarifas realmente dolorosas. Pero en tiempos recientes este fenómeno también se ha producido. Sin ir más lejos, en los años 90, los países castigados por la crisis asiática aumentaron sus tarifas y los países ricos respondieron elevando las suyas. Esta vez las cosas pueden ser peores, porque la crisis tiene un alcance mucho más amplio. De hecho, Rusia, India y Vietnam han elevado ya sus tarifas este año. Otra particularidad de la situación actual es que muchos países han levantado unilateralmente restricciones al comercio. Tienen por tanto margen para volverlas a imponer sin incumplir norma alguna. Si todos los países elevan las tarifas hasta el máximo permitido en los acuerdos internacionales, las tarifas globales se doblarían, y ello conllevaría una disminución del comercio mundial en un 7,7 %. Pero hay otros medios más sutiles de establecer barreras proteccionistas, y entre ellas destacamos el licensing y las barreras técnicas al comercio. También los subsidios distorsionan el comercio mundial, y normalmente son los productores de los países ricos los beneficiados. Por ejemplo, las ayudas a los fabricantes de coches de Detroit pueden favorecerles en perjuicio de sus competidores. Muchas medidas de este tipo se están planteando actualmente. En China, por ejemplo, el gobierno se plantea ayudar a sus acerías, que están siendo muy castigadas por la ralentización de las exportaciones.
Publicar un comentario