08 diciembre 2008

¿Qué está pasando estos días con la economía china?

Estos días estamos viendo que occidente consume cada vez menos, la población de los países desarrollados ha despertado del sueño en el que vivían gracias al crédito y ahora andan con los pies más cerca del suelo. Destacamos cómo despertar del sueño ha sido brusco en Estados Unidos, lo que se ha traducido en disminución continua en las ventas al menor (ver "Retail sales dropping like a rock". En España, despertar del sueño ha sido mucho más brusco aún. De hecho, despertar en España ha sido más bien como sentir un cubo de agua helada en la cabeza mientras dormíamos, sobre todo cuando leemos noticias como ésta (ver "Martinsa se apuntó revalorizaciones de terrenos hasta del 19.000 %").
A la vista de lo que está ocurriendo en occidente vamos a analizar en este artículo cómo está respondiendo la economía china, motor del comercio mundial, a esta disminución de la demanda. Recordemos que antes del verano la economía china seguía creciendo con intensidad y vigor (ver "Las ventas minoristas crecen en China a una velocidad no vista desde 1999"), pero pronto cambió la situación. Hace unos tres meses (Ver "Últimas tendencias de la economía China") ya veíamos que la crisis internacional estaba empezaba a castigar al gigante asiático. Poco después pudimos ver en un destacable artículo ("Importantes efectos de la crisis financiera en la Industria") que la crisis financiera estaba afectando muy profundamente a la economía real, y ello se reflejaba perfectamente con una casi paralización del comercio marítimo mundial.
Para ver lo que está ocurriendo a finales de 2008 vamos a revisar con cierto detalle que se dice en los blogs y en las agencias de noticias internacionales.

LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO CHINO

Los primeros artículos que encontramos son los que hablan de las medidas que emulando a occidente están impulsando los gobiernos asiáticos para tratar de reactivar las distintas economías (ver por ejemplo "Market may edge higher on likely govt measures to boost economy").

EL YUAN, LA DIVISA CHINA Y SUS REPERCUSIONES

También se debate lo que está ocurriendo con el yuan, que como casi todas las monedas ha visto perder valor respecto al euro-dólar. En los últimos días, ha recuperado algo de valor ante las medidas tomadas por el gobierno para tratar de mantenerlo estable (ver "Yuan Forwards Rise After China Pledges Stability; Bonds Advance"). El yuan había caído una cifra record respecto al dólar hace unos días, nada menos que un 3,3 %.

La situación de la divisa china respecto al dólar es muy importante ya que las materias primas que compra el país en países como Brasil o Australia deben ser adquiridas en dólares. Si el yuan cae se encarecen las materias primas que China necesita en su industria manufacturera de bajo coste. Pero también está claro que la devaluación del yuan repercute por una parte en que mejora el sector exportador, pero por otra castiga al consumo interno.

CHINA Y LOS PRECIOS DE LAS MATERIAS PRIMAS

Hace algunos meses veíamos que si algo caracterizaba a China era su influencia en el alza de los precios de las materias primas a nivel global (Ver "El hambre de China por los recursos de Australia", "Consumo de acero en China", "El dragón hambriento", "Los nuevos colonialistas", "Toda la construcción está en crisis" y "La voracidad china por el arroz"). Ya sea porque necesitaban materias primas para su industria manufacturera, o porque el poder adquisitivo de la población permitía adquirir más alimentos.

Pero en pocos meses las cosas han cambiado. La inercia de la fabricación china sigue reclamando materias primas, pero la recesión global está obligando a recortar precios cada vez más, así que las compañías chinas se encuentran inmersas en un proceso de negociación drástica de precios a la baja con sus proveedores (ver "China May Ask Rio, Vale to Cut Iron Ore Prices by 82% "). Y cuando la negociación es desde luego fuerte, ya que China está intentando que Rio Tinto Group y sus rivales acepten un recorte de los precios del mineral de hierro en un 82 %. En el escenario deflacionista en el que nos encontramos, los precios del acero se han hundido a niveles de 1994. Es evidente que tan intensas bajadas van a tener repercusiones importantes en las caídas de precios en occidente. Brasil y Australia son los países más afectados por esta situación, pero en general todos los productores de materias primas se enfrentan ahora a una situación complicada. Y la caída de los precios del acero no es más que cuestión de tiempo, pues el miedo a la subida de los precios del mineral propició un ansia de acumulación de materias primas que hace que ahora en los puertos chinos haya acumulada la cifra record de 100 millones de toneladas de mineral de hierro.

RECORTE DE TASAS

Otro de los debates abiertos en los últimos días en China es el que está teniendo lugar ante la especulación de una posible bajada en las tasas. Es posible que como se dice el gobierno chino esté estudiando una disminución de las tasas a la industria, y ello ha hecho que los bancos, especialmente China Construction Bank Corp., hayan aumentado notablemente su cotización en la bolsa de Hong Kong.

TIPOS DE INTERÉS

El Banco Central ha recortado los tipos de los préstamos en cuatro ocasiones (189 puntos básicos) desde septiembre para estimular la demanda de préstamos. Este descenso en los tipos en una moneda débil como el yuan puede tener un impacto significativo sobre el dólar y el euro, impulsándolos hacia arriba.

PREVISIONES DEL P.I.B.

La economía de mayor crecimiento del mundo se está enfriando como consecuencia de una reducción en la demanda de exportaciones, por lo que el principal sector afectado por esta situación es la industria. Según publicó ayer 21st Century Business Herald, la actividad comercial internacional en los puertos chinos ha caído en el último mes por primera vez desde 2001.

Las previsiones actuales de crecimiento de la economía estiman que el próximo año China se expandirá aún un 7,5 %. Es aún un crecimiento importante pero mucho menor de lo que estábamos viendo desde hace años.

PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES

Según información suministrada por Shanghai-based Shenyin Wanguo Securities Ltd., el segundo mayor consumidor de energía en el mundo, puede recortar los precios de la gasolina y del diesel en el próximo mes. La caída prevista por dos analistas, Yu Chunmei y Zheng Zhiguo es del 9 % en enero.

EXPORTACIONES

Según cuenta el mayor fabricante de contenedores marítimos del mundo, China International Marine Conteiners Co., la caída en la demanda de contenedores ha obligado a despedir al 32 % de los empleados de la compañía y ha tenido que parar la producción durante dos meses porque ya no hay espacio para acumular tanto contenedor. Con este dato podemos hacernos una idea de cómo está la situación en China.

La situación de las fábricas chinas que producen para el exterior es de lo más alarmante, la edición de Asia de Moneyweek hablaba de ello ya el mes pasado: "Can China spend its way out of trouble?". Refiriéndose a Guandong, en las factorías faltaban alarmantemente los pedidos, hasta llegarse a cifras de un 17 % de caída interanual.

EFECTOS SOBRE OTRAS ECONOMÍAS

La situación en China sin duda tendrá repercusiones importantes en el resto del mundo, todo es cuestión de tiempo. Ya hemos hablado de cómo esta situación está afectando a países productores de materias primas como Brasil y Australia, pero podemos ir más allá. Las exportaciones sobre las que se asienta la economía de Taiwan se han hundido un 23 %, la caída más notable en los últimos siete años. En esta ocasión, el efecto combinado de la disminución de la demanda en USA y China han supuesto un gran impacto para la economía de la isla. Otros indicadores relevantes del comercio mundial, como el Baltic Ecchange Dry Index, o BDI, siguen en caída libre, y su desplome ha roto ya incluso el soporte que mantenía desde 2001. Los países exportadores como Taiwan, en el que su economía depende un 70 % del sector exterior, son extremadamente sensibles ante estas situaciones.

Publicar un comentario