25 diciembre 2008

Arquitectura económica para el movimiento de las máquinas

En los últimos veinte años los avances en la tecnología del control del movimiento se han centrado en procesadores poderosos y poco costosos bajo la forma DSP y CPU. Asimismo, el desarrollo de la electrónica de potencia a bajo coste usando controladores del movimiento, los ultra-eficientes MOSFET, también se ha popularizado. Estos dispositivos son capaces de manejar dispositivos poderosos. Sin embargo, muchos costes relacionados con el control del movimiento se han mantenido o subido. Por ejemplo, el precio de conectores y cableado se ha elevado en los últimos años. Y ya que las expectativas de fiabilidad de las máquinas han aumentado, los gastos relativos a los tiempos muertos de las máquinas también han aumentado. Para los ingenieros es posible tomar ventaja de los componentes de bajo coste a la vez que se minimiza la exposición a la elevación de los costes. En algunos casos, un cambio en la arquitectura puede ser interesante ya que las correas de cableados complejos son difíciles de instalar y más difíciles aún de mantener. Una aproximación alternativa al trabajo con conectores de alta densidad es usar cajas breakout. Estas cajas giran el conector que engrapa la tarjeta de movimiento con unos tornillos jack fácilmente accesibles. La caja se usa típicamente por eje y se monta en un sistema de carriles DIN. Con esta configuración las máquinas simplifican su sistema de cableado y pueden manipularse bien. Esta aproximación trabaja bien en aplicaciones de bajos volúmenes, pero suele ser inaceptable en diseños de altos volúmenes, más sensibles al coste.
Más información aquí.
Publicar un comentario