24 diciembre 2008

Según el Departamento de Energía de los Estados Unidos es posible ahorrar un 50 % de la energía consumida en los edificios

Los que hemos trabajado desde hace años con los jugosos documentos del Departamento de Energía de los Estados Unidos hemos tenido la oportunidad de averiguar que es gente que no bromea. De ahí que este artículo, publicado en el excelente blog Environmental Leader, nos haya llamado la atención.
En las dos guías que mencionamos en la bibliografía tenemos casi 400 páginas de información inédita que debe ser estudiada al detalle por quienes deseen hacer algo serio en materia de eficiencia energética de edificios.
Según estos estudios, puede conseguirse un ahorro energético del 50 % sin ni siquiera recurrir a los tan socorridos paneles fotovoltaicos. Es decir, en vez de invertir en producir más energía, lo primero que debería hacerse es un riguroso plan de mejora destinado al ahorro energético. Llevar a cabo medidas de eficiencia energética en edificios es en estos momentos la forma más sencilla y eficaz de mejorar la cuenta de resultados de las empresas. Los equipos sobre los que debemos actuar de manera preferencial son los que producen frío para conservar alimento, y los equipos que producen frío o calor para acondicionar los locales.
Consideramos estos estudios de gran importancia porque contienen datos objetivos sobre ahorro energético que pueden obtenerse en los edificios de uso comercial. El avance es importante porque hasta ahora no disponíamos de datos fidedignos que nos permitiesen garantizar niveles de ahorro de tal magnitud.

Bibliografía:

Publicar un comentario