17 septiembre 2008

Moda de los edificios verdes en la India. Se vuelve al ladrillo de barro

Podemos pensar que la eficiencia energética es una cuestión tradicionalmente ligada a países avanzados como Alemania y Estados Unidos y probablemente acertemos. Pero lo cierto es que las cosas han cambiado inesperadamente, y ello ha generado nuevas oportunidades y nichos de mercados que los más hábiles sabrán aprovechar. Nos referimos al boom de eficiencia energética y las energías renovables que se vive en muchos países emergentes. La necesidad de implementar estrategias de eficiencia energética que estamos viviendo en los últimos meses ha originado por fin un boom de la vivienda verde. En todo el mundo se habla de cómo conseguir mejorar la eficacia energética de las viviendas.
En este artículo nos hacemos eco del artículo "Green building can sabe Money, ecology", publicado hace unos días en el diario indio The Economist Times, y aprovechamos para comentar algunas apreciaciones sobre la construcción de edificios eficientes en ese país.
En el artículo se habla de un incremento en el número de eventos que abordan la discusión de soluciones para conseguir mejorar la eficiencia energética en los edificios. Una de estas soluciones es el uso de fuentes de energía no convencionales que pueden ser usadas para disminuir el impacto adverso de la polución cerca de las viviendas. La India es otro de tantos países donde se sufre una escasez aguda de energía, y las compañías son sensibles a su uso de una forma mucho más racional.
Además del aislamiento y las energías renovables, cuestiones ambas de las que hemos hablado en otros artículos, el uso de materiales alternativos que nos ayuden a disminuir el consumo de acero también es una cuestión relevante.
Como ejemplo de nuevas alternativas de diseño mencionemos por ejemplo la propuesta de utilizar ladrillos de barro cortados con hilo (ver fotografía como ejemplo de un diseño en el que se usa este material). Se trata de un material convencional mucho más aislante y económico.
Respecto a la rentabilidad de invertir en eco-viviendas, hay que mencionar que el coste de este tipo de edificios es más alto que el convencional. El incremento en el precio estimado es del entorno al 30 %. Pero esta mayor inversión inicial se compensa con una disminución del coste de calentamiento-enfriamiento durante toda la vida del edificio. Hay que destacar también que este tipo de viviendas son mucho más confortables pues la temperatura se regula siempre de manera natural, y tienen otra ventaja adicional: Aíslan mucho mejor el ruido exterior, por lo que son realmente interesantes para las grandes ciudades.
Como en tantos otros sitios, los foros indios abogan por un mayor apoyo gubernamental para la construcción de este tipo de viviendas. El incremento inicial en el precio queda sobradamente compensado durante la vida útil del edificio.
Publicar un comentario