24 septiembre 2008

El boom de los negocios verdes

Para montar un negocio que funcione, hay que buscar ideas innovadoras, y para ello debemos movernos en un ámbito lo más amplio posible. Las ideas surgen donde menos lo esperamos, y hay que buscarlas. En este sentido, uno de los campos de actividad que está generando negocio de manera creciente es el Green Business, o negocio verde. Esta actividad empresarial se fundamenta en desarrollar todo tipo de productos, que deben cumplir con unos requisitos mínimos de compromiso medioambiental. En efecto, como hemos visto en un artículo reciente (el gran negocio del cambio climático), la lucha contra el cambio climático está generando una gran actividad destinada a conseguir un único objetivo: Reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera procedente de las actividades humanas. En este artículo, hablamos de los negocios verdes y de las oportunidades que puede generar esta actividad para quien sabe buscarlas.
Bueno, sin más preámbulos vamos a ver que hacen muchas compañías en esto del green business.

¿Qué productos pueden considerarse Green Business?

Por ejemplo…los productos naturales y saludables

¿Producimos algo natural y saludable? Pues estamos sin saberlo en el negocio del green business, ahora sólo tenemos que saber venderlo como tal. En efecto, productos de limpieza con sabor a menta, humectadores de manzana, máscaras de granada…y un sinfín de nuevos productos. Las estanterías de los supermercados están ya llenos de productos naturales basados en ingredientes renovables. Es la nueva tendencia de huir de productos químicos de efectos inciertos en el organismo y los consumidores buscan con avidez la forma incorporar a la cesta de la compra los productos más saludables. Seguro que muchos de nuestros productos pueden incorporarse a este nuevo negocio si tenemos la habilidad de dar un cambio de imagen a lo que estamos produciendo de toda la vida. Eso sí, debemos de hacerlo de forma natural y ello debe quedar contrastado lo más objetivamente posible.

¿Qué ganamos?

Ganamos negocio y capacidad para acceder a nuevos mercados…a los mercados más jugosos: Europa, Japón y Estados Unidos. Por poner un ejemplo, en los últimos años las marcas de cuidado de la piel, con productos sostenibles y orgánicos, han hecho caja. Según un informe de una firma de investigación del negocio que generan los productos orgánicos, las ventas de productos naturales facturaban ya en todo el mundo la cantidad de 7.000 millones de dólares. Las previsiones indican asimismo que para 2010, esta cifra aumentará a 10.000 millones.

¿Cuál es la idea de producto sostenible?

Muchos productos tradicionales son sostenibles, aunque lo cierto es que cuando la demanda del negocio crece, comienzan a surgir problemas para garantizar que la cadena de suministros es sostenible. Ello conlleva al desarrollo de una idea interesante: Dar una orientación sostenible a nuestro negocio permitirá que pueda integrarse en alguna de las etapas de fabricación de productos sostenibles.

Pero para implantar Green Business en nuestro negocio, debemos desarrollar una política empresarial que enfatice los conceptos de sostenibilidad ambiental, conceptos que son vitales para conseguir respetar esta orientación en etapas de fuerte crecimiento de nuestra compañía. Una idea es común en las líneas de productos sostenibles, y siguiendo con el ejemplo de los productos cosméticos, podremos entenderlo mucho mejor: Un producto será más sostenible si es simple, si sus ingredientes son sostenibles, y si el número de ingredientes es reducido. Cuanto menos complejo sea el producto que fabricamos, menor sea la lista de ingredientes, probablemente será más saludable pero también es seguro que se reducirán los residuos generados en su producción. Cuanto más compleja es la línea de suministros y el proceso de fabricación, es probable que más nos alejemos del concepto de sostenibilidad. Es importante resaltar que muchos alimentos preparados, o productos para el cuidado de la piel, utilizan ingredientes que son puro relleno, que se usan simplemente por motivos de márketing, lo cual evidentemente conlleva un terrible derroche de recursos valiosos.

Pero hay otros efectos en la sostenibilidad cuando trabajamos el concepto de "green business". Siguiendo con el ejemplo de los productos para el cuidado de la piel, si aplicamos sostenibilidad al producto, es muy probable que el criterio de sostenibilidad se extienda a todos los procesos de producción. En efecto, las compañías que trabajan con productos naturales instan a la introducción de conceptos de sostenibilidad a todos los eslabones de la cadena de producción, lo cual redundará sin duda en grandes beneficios para sectores más amplios. Por ejemplo, el uso de productos cultivados bajo criterios sostenibles contribuirán también a la mejora del medio ambienta al utilizar técnicas de producción menos agresivas, y sobre todo menos contaminantes (menos fertilizantes, pesticidas, etc). En los productos sostenibles, los ingredientes tienen un claro propósito que debe ser conocido por los consumidores, que saben que cuando eligen esta alternativa estarán obteniendo claras ventajas. La potenciación de las vitaminas en los productos naturales es otro ejemplo de sostenibilidad.

El sector farmacéutico es otro de los que están asumiendo con fuerza las ideas de productos sostenibles o saludables. Normalmente se trata de productos de para-farmacia pero que son cada vez más importantes dentro del sector farmacéutico. El éxito de estas compañías no es ninguna fábula. Por ejemplo, BeFine Food Skincare, es una compañía norteamericana en gran crecimiento, y debe su éxito a sus líneas de productos naturales. El éxito de la compañía ha llegado al punto de que sus productos son suministrados directamente a CVS/pharmacy, la mayor cadena farmacéutica de Estados Unidos. Esto nos abre otra idea, y es que las grandes compañías no están especializadas en productos de línea "green business". Es decir, una empresa especializada y reconocida en estos nuevos productos puede conseguir con facilidad que su producción sea distribuida por las grandes compañías.

Ventajas de la marca de sostenibilidad de los alimentos

Otro de los sectores en los que los productos con el sello de sostenibilidad tienen un éxito creciente es sin duda el de los alimentos. Los sucesivos escándalos y crisis alimentarias que se vienen produciendo cada cierto tiempo han generado que muchas personas están altamente mentalizadas en el consumo de alimentos saludables. Esta cuestión es muy importante especialmente para los exportadores de alimentos producidos fuera de los mercados norteamericano y europeo. En efecto, ya que las normas sanitarias no son suficientemente estrictas en muchos países del mundo, las compañías europeas y norteamericanas desconfían de productos importados sin suficientes garantías en origen. Conocemos casos como el del aceite contaminado procedente de Ucrania, que puede incluso llegar a paralizar las exportaciones de un país, o incluso establecer medidas cautelares sobre productos a escala nacional. Esto ya ha ocurrido ya, por lo que los productores con vocación exportadora en economías emergentes ganan ventajas competitivas si se acogen a normas voluntarias que den presunción de conformidad de los productos que fabrican.

La utilización de marcas de sostenibilidad de los alimentos utilizadas por exportadores de economías emergentes es algo que debería desarrollarse en el futuro como una forma de conseguir mejorar su capacidad competitiva. En efecto, la internacionalización de la restauración y los alimentos precocinados hace que cada vez más compañías dependan de ingredientes naturales exóticos procedentes de múltiples países del globo. ¿Qué garantías hay de que esos productos se hayan cultivado siguiendo prácticas saludables? Prácticamente ninguna.

Envases sostenibles

Los envases entran dentro de las partes de los sistemas de producción que más residuos generan, y en muchos casos los residuos son además de alta persistencia en el medio ambiente. Es consecuentemente el de los envases sostenibles otro campo de desarrollo del "green business". Ya hemos hablado en otros artículos de los esfuerzos que se vienen haciendo en el sector de los materiales plásticos, que es sin duda el más afectado. Es por tanto interesante el desarrollo de negocios que tengan como objetivo fabricar envases con el mayor grado de sostenibilidad posible, utilizando por ejemplo materiales reciclados. También se está trabajando en la disminución del material en los envases, y ello lleva consigo el aumentar las exigencias de diseño del envase. Para ello buscan alternativas en las que disminuyendo los residuos del envase se consiga trasladar al consumidor el mensaje de la marca que comercializa el producto. Algunas compañías trabajan con ideas innovadoras. Por ejemplo, Pangea Organics utiliza embalajes no ya reciclables, sino también compostable, lo cual lo hace idóneo para otra industria en auge: la fabricación de compost.

Bibliografía: Algunas ideas fundamentales de este artículo se han extraído de Growing a Green Business Without Compromise.

Publicar un comentario