24 enero 2010

Inversiones energéticas más interesantes en Latinoamérica (1ª PARTE)




Los últimos datos apuntan a que Latinoamérica está despertando con fuerza de la crisis financiera y muchos proyectos están en marcha. Ayer mismo nos enterábamos que Perú ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento para este año y ya se habla del 8,5 %, casi todos los países están en la misma situación. Y los que no consiguen crecer es sobre todo por problemas con la energía, que están afectando seriamente al potencial de crecimiento de la región. Aunque Latinoamérica tiene sobrada energía, otra cosa es conseguir que esa energía llegue en la forma que se necesita al lugar de consumo. Para conseguir esto último la energía acaba encareciéndose a niveles muy superiores a Europa o Estados Unidos, y ello cercena seriamente la competitividad de la región. Y es que la energía hay que transportarla desde lugares remotos y hay que transformarla en electricidad, y ahí es donde está el problema.

Revisamos en este artículo los proyectos más significativos del sector energético en base a los datos de los estudios de mercado que en este ámbito realizamos en TODOPRODUCTIVIDAD. Resumimos en este artículo algunos de los proyectos más interesantes que hemos recopilado en las últimas semanas. Las fuentes son diversas, pues la información se ha obtenido prospectando internet.

La mayoría de los países de Iberoamérica están en situación casi de bloqueo por falta de energía, es por ello por lo que el sector se está moviendo mucho, y las inversiones en energía son espectaculares. En algunos países como Chile ascienden nada menos que al 35 % de todas las iniciativas planeadas en todos los sectores industriales, ha llegado la hora de fortalecer los sistemas energéticos y eso se está haciendo en toda América Latina.

En nuestra opinión el mayor problema de la región no es en sí la generación, sino sobre todo la distribución y el consumo ineficiente. Es por ello que apostamos especialmente sobre la necesidad de impulsar proyectos de eficiencia energética y de modernización. Según datos propios, en las plantas de gran consumo de Latinoamérica, es fácil conseguir ahorros mínimos del 29 % tan sólo implementando medidas tecnológicas de eficiencia energética.

Actualmente, los organismos de cooperación y bancos internacionales que financian proyectos en economías emergentes están introduciendo criterios de eficiencia energética y sostenibilidad que facilitan la obtención de fondos internacionales. La Unión Europea está liderando este proceso y cuenta ya con 4.400 millones de dólares para financiar proyectos de energía sostenible. Es bueno que los beneficiarios de este tipo de fondos, los países de la región, vayan incluyendo entre sus objetivos el fomento de la eficiencia energética entre sus prioridades básicas.

Por el momento, tan sólo Costa Rica ha movido ficha y hace cinco días acaba de solicitar a Europa un proyecto de 200 millones de euros.

Uno de los resultados más “sorprendentes” de este muestreo es que las empresas españolas, que han paralizado casi totalmente las inversiones en la paralizada España, invierten con la mayor de las alegrías en América del Sur. La crisis financiero-inmobiliaria de España ha creado inseguridad local y los directivos de las compañías españolas han buscado nuevos horizontes.

Casi todos los proyectos que hemos analizado en América Latina son infraestructuras energéticas destinadas a incrementar capacidades de generación o mejorar la red de distribución. Pasamos a relacionar los proyectos más importantes que se van a llevar a cabo en la región en los próximos meses a estos:
  • Brasil: El pasado 10 de noviembre a las 22 horas y 13 minutos Brasil sufrió un apagón que dejó a oscuras el 45 % del país. Más de 80 ciudades grandes en 18 estados quedaron sin energía. La red brasileña es frágil y se ha abierto el debate. Brasil precisa descentralizar la generación y la transmisión de energía para evitar nuevos apagones y generalizados. La apuesta actual apunta a pequeñas y medianas empresas capaces de producir regionalmente energías alternativas: pequeñas nucleares o térmicas, biomasa, eólica y otros recursos naturales son las opciones que se están estudiando. El Grupo Electrobrás, responsable de cerca del 56 % de las líneas de transmisión del país deberá realizar inversiones previstas que nos ejecutaron el pasado año. Uno de los proyectos más destacables que se va a realizar en Brasil corresponden se localizan en la central térmica de Pecém I, que contará con una capacidad instalada de 720 MW. El Banco Interamericano de Desarrollo ha liberado 260 millones de dólares para financiar los proyectos que se realizarán en los próximos meses. Además, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, aportará 824 millones de dólares, de los cuales el 50 % ya han sido liberados para el proyecto. La construcción de la central se inició en julio de 2008 y se espera que entre en operaciones comerciales a principios de 2012.
  • Chile: La actividad energética en Chile es frenética, ya que el país necesita energía para abastecer las necesidades de producción de una industria y minería en pleno crecimiento. Pero el coste de la producción en Chile es muy elevado, y más aún el de distribución. Los proyectos energéticos que están en cartera en Chile ascienden a 34.000 millones de dólares, los excedentes del cobre se están invirtiendo bien en Chile. Las regiones mineras de Antofagasta (13%), Atacama (20%) y Coquimbo (10%), en el norte del país, representan el 43% del total de inversiones del sector energético, con inversiones previstas que superan los 14.500 millones de dólares. La segunda iniciativa más importante es el megaproyecto HidroAysén, impulsado por la española Endesa y la chilena Colbún, con una inversión de 3.200 millones de dólares, en la región de Aysén, en el sur del país. Las inversiones en energías renovables no convencionales (ERNC) superan los 2.500 millones de dólares, sobre todo en parques eólicos, como el recién inaugurado Monte Redondo, de la francesa GDF Suez, en la norteña ciudad de Ovalle. Entre las iniciativas más importantes en este ámbito figura el Parque Eólico Talinay, de la compañía chilena Eólica Talinay, en la región de Coquimbo, que considera una inversión de 1.000 millones de dólares. Entre las iniciativas más relevantes destaca la central térmica Castilla, en la zona de Punta Cachos, en la región de Atacama, impulsado por la filial chilena del grupo brasileño MPX Energía con una inversión de 4.400 millones de dólares. Por empresas, entre las que planean mayores inversiones destaca Endesa, que impulsa siete proyectos hidroeléctricos por un total de 3.848 millones de dólares, entre ellos el de HidroAysén, y otro en el ámbito de las ERNC, a través de Endesa Eco, por 276 millones. En tanto, la chilena AES Gener, controlada por la estadounidense AES Corporation, cuenta con once proyectos que suman 3.843 millones de dólares, mientras que la también chilena Edelnor tiene programadas siete iniciativas que suponen una inversión total de 1.625 millones de dólares. Colbún, una empresa eléctrica de capital chileno, dispone de seis proyectos que suman 2.224 millones de dólares, y CGE Transmisión, también chilena, tiene programadas siete iniciativas que requerirán 266 millones de dólares iniciales.
  • Costa Rica: Si bien aún no cuenta con financiación, costa rica tiene en marcha un proyecto de construcción y operación de una planta hidroeléctrica de 305 MW, así como el embalse asociado. Este proyecto está buscando financiación en los fondos europeos de eficiencia energética y sostenibilidad.
  • Guatemala: Se acaba de inaugurar la infraestructura de interconexión eléctrica entre México y Guatemala, y se han iniciado las pruebas de sincronización de este sistema, que hará posible el intercambio de electricidad entre las dos naciones. Las obras de la infraestructura de interconexión eléctrica México-Guatemala se iniciaron el 13 de junio de 2006, cuando comenzó a construirse una línea de transmisión de 32 kilómetros en territorio mexicano y se empezó la ampliación de la subestación de Tapachula Potencia. En Guatemala, el Instituto Nacional de Electrificación (INDE), construyó una línea de transmisión de 71 kilómetros de longitud y la expansión de Subestación Los Brillantes.
  • México: La empresa Siemens suministrará 70 aerogeneradores para la central eólica de Tamaulipas, con una potencia total de 160 en MW. Este es el primer contrato firmado por la alemana referente a la energía eólica en Latinoamérica. La adjudicación vino del Grupo Soluciones en Energías Renovables (GSEER). El contrato tiene un valor de 270 millones de dólares.
  • Panamá: El Banco Europeo de Inversión (EIB), otorgó un crédito de 211 millones de dólares a Gas de France-sueza, que cuenta con la concesión de Dos Mares. El crédito se utilizará para financiar parte de la construcción de las centrales hidroeléctricas Guanaca, Lorena y Prudencia, ubicadas en el río Chiriqui, en el oeste del país. Estas tres plantas contarán con una capacidad instalada conjunta de 117,5 MW y se unirán a las dos centrales existentes en Fortuna y Canjilones. Esta es la tercera operación de este tipo realizada en el país por el EIB.
  • Perú: SN Power, empresa subsidiaria de Cheves SA, se adjudicó la licitación para la venta de electricidad durante un periodo de 15 años desde la central hidroeléctrica Cheves. Esta central contará con una potencia de generación de 168 MW y una capacidad de 8,37 GW/h. Esta no es la primera central de SN Power en el país, que ya cuenta con una capacidad hidráulica instalada en este mercado de 271 Mw. Respecto a los proyectos de electrificación, más de 58.000 poblaciones 244 localidades del departamento de Cajamarca se beneficiarán con las obras de electrificación que se ejecutarán a través de tres proyectos de electrificación rural que pondrá en marcha en las próximas semanas el Ministerio de Energía y Minas (MEM). Las obras se realizarán en 19 distritos pertenecientes a las provincias de Hualcayoc, Chota, Santa Cruz y Cajamarca. Pero esto es sólo una pequeña muestra de los muchos proyectos energéticos que se están desarrollando en Perú.
  • Venezuela: El gobierno aprobó una inversión de 413 millones de bolívares para iniciar la puesta en marcha de 34 proyectos para fortalecer el sector eléctrico. Estos 34 proyectos servirán para generar y distribuir 1.474 MW adicionales al sistema nacional. Entre los proyectos hay planes para mejorar algunas de las centrales existentes, como la unidad número seis de la central Guanta, que incrementará su capacidad en 50 MW, así como la potenciación de la central jodefa Camejo, para que cuente con 150 MW adicionales a su capacidad instalada. Además, existen varios proyectos de generación distribuida. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de 200 millones de dólares para ayudar a Venezuela a optimizar sus servicios eléctricos en la eficiencia de la Corporación eléctrica Nacional (CORPOELEC). Los fondos contribuirán a que la empresa recientemente conformada por el gobierno venezolano desarrolle sus operaciones técnicas, socio-ambientales, institucionales y administrativas. Aunque Venezuela es uno de los países de la región con mayor cobertura eléctrica, el sector necesita modernizarse, en particular debe mejorar las pérdidas de energía. Pero en Venezuela,3.060 uno de los países latinoamericanos más afectados por la crisis energética hay muchos proyectos más. Según datos del gobierno, los más interesantes (en distintas fases de ejecución) son los siguientes: Planta Termozulia II y obras de transmisión asociadas (551,5 millones de dólares), Central Hidroeléctrica “Manuel Piar” en Tocoma (3.060 millones de dólares), modernización de la Planta Centro I (978,18 millones de BS), modernización Planta hidroeléctrica Simón Bolívar (2.106 millones de BS), planta Termoeléctrica Tamare (812 millones de dólares), Planta Termoeléctrica Bachaquero (inversión de 830,56 millones de dólares USA), Planta Termoeléctrica Ezequiel Zamora (112 millones de dólares USA), Planta Termoeléctrica Alberto Lovera (174 millones de dólares), planta termoeléctrica Antonio José de Sucre (1.472 millones de dólares), Planta Termoeléctrica Juan Manuel Valdez (2.250 millones de dólares), etc.
Publicar un comentario