29 abril 2010

El mercado dictó sentencia y ello supone que aumenten las restricciones al crédito

Las agencias de calificación serán buenas o serán malas, pero en último término son las que "cortan el bacalao". Si una agencia baja la calificación de un país, simplemente ese país tiene que pagar más por los créditos.
.
No hay medida alguna para conseguir paliar esta situación salvo conseguir que las agencias vuelvan a subir la calificación, y eso sólo se hace aplicando las durísimas medidas que satisfacen aquellos a los que los españoles pidieron dinero prestado.
.
La alegría especulativa de la pasada década ha puesto a los españoles en manos de los bancos extranjeros y sólo hay dos opciones: (Opción 1) Claudicar o (Opción 2) Claudicar más tarde con condiciones más estrictas aún.
.
La calificación otorgada actualmente a España es pésima para un país desarrollado, pero aún puede bajar mucho más. Si no se aplica la opción uno, en uno o dos años habrá que aplicar la opción 2 a la griega.
.
Como consecuencia de todo esto, lo que más beneficia a los trabajadores en estos momentos es pedir a través de los sindicatos que les bajen el sueldo. Al menos ahora tendrán capacidad de negociación sobre la cuantía de la bajada, en la opción 2 la negociación la hará directamente el FMI.
.
La deuda soberana se encarece y para colmo los bancos han visto cómo las ayudas de liquidez del BCE se han cerrado nuevamente.
.
Algunos artículos complementarios sobre lo que está ocurriendo pueden verse en:
.
.
.
.
Publicar un comentario en la entrada