29 abril 2010

Interferencias de los parques eólicos con instalaciones militares

Un nuevo artículo en el que tratamos de estudiar ese tipo de aplicaciones que hacen singular y apasionante a la ingeniería, y en esta ocasión nos centramos en el estudio de las posibles incidencias que pueden tener las turbinas eólicas en instalaciones especiales como las de telecomunicaciones u otras instalaciones especiales.

Nos centramos en este artículo en exponer los últimos avances en el estudio de las posibles perturbaciones de la energía eólica sobre instalaciones militares.
.
La controversia ha surgido cuando U.S. Air Force amenazado con parar la construcción de un parque eólico de 845 MW en el este de Oregón, lo que será el parque eólico más grande del mundo. El problema ha surgido porque las turbinas eólicas podrían interferir en estaciones de radar militares próximas. Esta confrontación puede amenazar otros proyectos eólicos importantes en la región y en otros lugares de USA, amenazando la creación de los 16.000 puestos de trabajo que se crearán tras el impulso de la administración Obama a las energías renovables.
.
Las preocupaciones derivan del riesgo de que las grandes aspas de 338 turbinas eólicas gigantes interfieran con las señales del radar cuando se posicionan en ciertos ángulos. El Department of Defensa está dispuesto a rechazar los pertinentes permisos de la Federal Aviation. El proyecto es una incógnita ahora mismo pues aún nadie sabe como resolver el problema.

Hasta ahora la oposición a los parques eólicos había venido por su impacto paisajístico, es la primera vez que el rechazo procede de su posible impacto en otro tipo de instalaciones.

Los parques eólicos necesitan buen acceso, lugares elevados, una subestación y líneas de transmisión. Como norma general, los generadores son practicables si la velocidad del viento es de 16 km/h o más elevadas. Una localización ideal es aquella que tiene un caudal constante de flujo no turbulento todo el año con una probabilidad mínima de golpes repentinos de viento.

El proyecto eólico, al que el Pentágono denominó "riesgo para la navegación aérea" estaba planificado para comenzar en estos días. Se paraliza un proyecto cuyo presupuesto asciende a $2.000 millones de dólares. Es posible que los promotores tengan que parar el proyecto porque perderían los incentivos federales si la construcción no comienza pronto.

Algunos estudios realizados en el Reino Unido y en otros lugares muestran que las turbinas eólicas pueden causar perturbaciones en los radares, aunque hay soluciones de ingeniería que pueden implementarse. Un estudio llevado a cabo en 2003 por British Department of Trade and Industry concluyó que utilizándose hardware y software puede mitigarse o eliminarse el problema.

Más información aquí

Otros artículos en todoproductividad sobre tecnología militar:
Publicar un comentario