18 febrero 2008

Problemas con el déficit comercial

El déficit comercial español es sin ningún género de dudas el más desfavorable del mundo. Cierto es que ser el segundo país que mayor número de turistas recibe al año, tan desalentadoras cifras han sido amortiguadas por la entrada de divisas procedentes del turismo. Debido a que este problema pasará factura en la cuenta de resultados de las empresas; llevaremos en esta sección un estrecho seguimiento de nuestra balanza comercial; y la de una serie de países seleccionados que nos permitirán hacernos una idea de cómo va evolucionando la balanza comercial en un mundo globalizado. Hemos seleccionado dos tipos de países: Países con importante peso económico en occidente y países emergentes. Si nos fijamos en los datos de la tabla, y dado que la capacidad productiva de España no es desdeñable, podríamos extraer como conclusión que o nuestros productos son muy malos o no sabemos venderlos. Creemos que son dos las causas que han provocado esta situación: Por una parte en años de bonanza no nos hemos preocupado mucho de vender en el exterior; ya teníamos en España un mercado suficientemente atractivo; y no olvidemos que vender en el exterior es una complicación adicional. Por otra parte, tampoco nos hemos preocupado mucho de dar garantías respecto a la calidad de nuestros productos; y ello hace que sobre todo los productos tecnológicos sean poco apreciados por mercados exigentes como Estados Unidos o Europa. ¿Compraremos algo si las posibilidades de que falle son elevadas? Si lo que queremos son productos de calidad resulta vital mejorar las garantías que damos a los mercados de destino. De la tabla podríamos extraer entre otras las siguientes conclusiones:
  • Estados Unidos tiene el mayor déficit comercial del mundo, pero si lo comparamos con España realmente nosotros estamos en una posición mucho peor.
  • En Europa Alemania es el país con mayor capacidad de vender en el exterior tiene. Está claro que la credibilidad de los productos alemanes sigue siendo muy fuerte. Los resultados del resto de los países grandes son todos muy negativos: Reino Unido, Italia y Francia.
  • Economías emergentes: Son muchas las economías emergentes que como consecuencia del incremento en el precio de las materias primas están aumentando notablemente su superavit comercial. Destacamos sobre todo Indonesia, Argentina, Brasil, Chile y Venezuela.
Publicar un comentario