23 noviembre 2008

Gestión de residuos en la China rural

Continuando con los artículos sobre residuos que venimos abordando estos días, volvemos en esta ocasión a las economías emergentes, y de manera particular a China. Estas economías son muy receptivas a la incorporación de nuevas tecnologías, por lo que es recomendable estudiar las opciones que tenemos en diferentes áreas. Ya hemos visto el potencial de Latinoamérica, y en este nuevo artículo hablaremos de otro país emergente. Los países que se están desarrollando con rapidez suelen tener problemas serios, y en China ya lo hemos visto en otro artículo (ver China comienza a recuperar aguas contaminadas). Buscando primero en Technorati nos damos cuenta que la temática de la gestión de residuos en China está poco tratada en los últimos tiempos, aunque si hemos encontrado un magnífico blog (China Environmental Law) que discute la legislación y política china en materia medioambiental. Imprescindible estudiarlo antes de comenzar iniciativas de medio ambiente con China. Residuos en el mundo rural Explorando el blog empezamos a descubrirlo que suponíamos (ver China´s Rural Pollution Problem) y es que un país con un crecimiento tan rápido tiene serios problemas de residuos domésticos, industriales y agrícolas. Los residuos domésticos no suelen tratarse en el mundo rural, y ello ha originado que cientos de millones de residentes no tengan acceso al agua potable. Hay que tener presente que la mitad de la población china vive aún en el entorno rural. El gobierno chino ha empezado ya a tomar tímidas medidas para tratar de afrontar al problema (ver Plan to conduct China´s rural pollution survey). El objetivo del gobierno chino es elevar la protección medioambiental en áreas rurales hasta un nivel estratégico. Es evidente que se abre aquí un mercado para las empresas de ingeniería europeas con experiencia en tratamiento de agua, pues desde luego las necesidades son muchas y los recursos del gobierno chino muy abundantes.

Otros problemas del mundo rural chino son los siguientes:

  • Las fábricas y minas ubicadas en el medio rural no están bien reguladas desde el punto de vista ambiental, por lo que continúan arrojando enormes cantidades de residuos tóxicos en el aire, agua y suelo. En las zonas industriales de la costa las regulaciones son ya más estrictas, como no podía ser de otra forma dada la capacidad industrial que ha creado China en esas áreas. Pero la respuesta de muchas empresas ha sido trasladar parte de su producción al interior en un intento de eludir esas regulaciones más severas.
  • China es ya el país que más pesticidas y fertilizantes usa del mundo, y también este campo parece estar fuera de control. Según informan algunas fuentes, los chinos usan 360 kg de fertilizante por hectárea de tierra al año, 3,3 veces más que los Estados Unidos, y 1,6 veces más que el promedio de la UE. Los chinos aún no han aprendido que excederse en el fertilizante no hace que la tierra produzca más, y sólo el 30 % del producto se usa de forma eficaz (el 60 % en los países desarrollados). Dadas las dimensiones de la tierra cultivada, la eutrofización (por ejemplo con algas en lagos Dianchi, Taihu y Chaohu) o la contaminación de las aguas subterráneas alcanzan enormes proporciones.
  • La contaminación de las explotaciones ganaderas es también un enorme problema en China. De acuerdo con China Daily, se generan en China 2.700 millones de toneladas de residuos orgánicos procedentes del ganado, y solamente el 20 % son tratados (gran despilfarro energético).

Las propuestas

Lo que ha ocurrido en China es exactamente lo mismo, cambiando la escala, que ocurre en todos los países que se desarrollan rápidamente, no es que estemos ante un comportamiento atípico. Consecuentemente, y pensando en la idea de buscar negocios que siempre estudiamos en este blog, es previsible que se produzcan intensas inversiones en China destinadas a paliar la situación. De hecho, el gobierno anunció un plan sin precedentes para tratar de solucionar el problema de los residuos en China.

“Focusing on animal, crop and fish farming, the survey will provide a pollution blueprint that can be used as a point of reference for future decision making, Zhang Fengtong, head of the department of science, technology and education under the Ministry of Agriculture, said”. En China todo se hace a lo grande, así que quien pille un buen contrato de asistencia tiene la crisis solucionada. De hecho, más de 1000 ciudades limpias, “clean villages”, se están desarrollando actualmente en China. Estas iniciativas, tienen como objetivo el tratamiento del 90 % de los residuos domésticos y aguas residuales generados en las mismas.

Otros objetivos actualmente en marcha en China son los siguientes:

  • Asegurar la calidad de las fuentes de agua potable.
  • Impulsar las iniciativas que lleven a conseguir que al menos un 10 % de los residuos sean tratados.
  • Proporcionar saneamiento al 65 % de la población rural.

¿Nuevos modelos de vertederos?

Por último, quisiéramos también reseñar que en China se está trabajando por la construcción de plantas de tratamiento de residuos sólidos urbanos. Waste Management world hablaba de ello este verano en su artículo “All the waste in China”. Una tipología común que se está construyendo actualmente en China son los C.R.S.U. de pequeña escala, con una capacidad de tratamiento inferior a 200 toneladas/día, que de hecho son los que más necesita la diseminada población rural del interior de China. El coste del tratamiento en estas instalaciones oscila entre 9-18 euros por tonelada. También estas instalaciones han despertado una cierta preocupación medioambiental, porque la calidad del tratamiento es aún muy baja.

Palabras clave: recycling, wastes, China

Publicar un comentario