26 noviembre 2008

Tecnologías para tratar gases y lixiviados en las plantas de residuos sólidos urbanos

Además de los sólidos en si mismos, los vertederos de residuos sólidos urbanos producen dos subproductos altamente contaminantes y de alto impacto en el cambio climático. Por una parte está la precipitación de líquidos, una sustancia concentrada denominada lixiviado, y por otra están los subproductos de la descomposición anaeróbica de los residuos. En este artículo vamos a hablar de las tecnologías disponibles actualmente para tratar los lixiviados, evitando de esa forma que pasen al subsuelo y contaminen los acuíferos de amplias zonas.

Estado del arte

En las plantas de tratamiento de residuos sólidos urbanos convencionales se incluye siempre un sistema de captación de lixiviados yun revestimiento situado en la base de las áreas de vertido. Las normas generalmente tratan de minimizar la acumulación de lixiviados a una profundidad de 30 cm por debajo de la base de la superficie de vertido. En muchos vertederos la base dispone de revestimientos que impiden salir al lixiviado, pero también hay muchos que no disponen de revestimiento alguno, por lo que le lixiviado pasa directamente a las aguas subterráneas.

Gestión de lixiviados

La gestión de lixiviados se aplica a vertederos con o sin revestimiento y consiste en la extracción periódica de lixiviados de la base de las zonas de acumulación de residuos. Se trata de una tecnología sencilla que puede utilizarse en la mayoría de los vertederos existentes. Las características del sitio tiene efectos importantes en vertederos no revestidos. Por ejemplo, en terrenos poco permeables, como las arcillas, los lixiviados se acumulan justo en la base del residuo acumulado, mientras que en suelos altamente permeables, como por ejemplo arenas, el lixiviado se desplaza y la contaminación que se genera es una gran preocupación

Consideraciones de diseño de sistemas de captación de lixiviados

Hay tres tipos principales de sistemas de captación se lixiviados aplicables a los vertederos sin revestimientos. Éstos incluyen la instalación de pozos de captación verticales, colectores horizontales, y pozos de captación perimetral o sistema de drenaje francés.

  • Pozos verticales: En este tipo de instalación, se perforan pozos verticales en el vertedero y se coloca una bomba en la base del pozo. Las bombas extraen el lixiviado que va entrando en el pozo procedente de las zonas aledañas.
  • Colectores horizontales: Los colectores horizontales se perforan a lo largo de la base estimada del área de vertido o forman una zanja abierta en los residuos. La teoría dice que los lixiviados drenarán hacia abajo hacia los colectores horizontales.
  • Pozos de captación de lixiviados o sistema de drenaje francés: En áreas donde los vertederos drenan a áreas altamente permeables por el tipo de suelo, por ejemplo arenoso, pueden perforarse pozos verticales alrededor del perímetro del vertedero. Los pozos colocados en el perímetro interceptan los lixiviados que se desplazan hacia los acuíferos subterráneos. En suelos de baja permeabilidad, el drenaje francés puede colarse en forma de zanjas alrededor del perímetro de forma que se intercepten las aguas subterráneas en el borde.

En todos los diseños, el lixiviado se transporta a un sistema colector principal en las inmediaciones del vertedero. El lixiviado es posteriormente transportado a un depósito de almacenamiento de lixiviados.

Bibliografía: Gassing away. Leachate management at unlined landfills. Waste Management World. September-October 2008

Palabras clave: leachate, vertical collection well, horizontal collector, perimeter colection well, french drain system.

Publicar un comentario