28 noviembre 2008

¿Es una opción sostenible la licuefacción del carbón?

El tumultuoso panorama económico al que estamos asistiendo no debe hacernos olvidar el serio problema energético al que nos enfrentamos, así como la necesidad imperiosa de tomar medidas efectivas para frenar el cambio climático. Hablaremos en este artículo de otro quebradero de cabeza, el uso del carbón y sus efectos sobre el cambio climático De acuerdo con el escenario de referencia establecido en World Energy Oulook 2007, publicado por International Energy Agency (IEA), el consumo de carbón en China e India se incrementará en un 74 % entre 2004 y 2030. Las reservas actuales de carbón son de 998.000 millones de toneladas, suficientes para cubrir la demanda de energía del planeta en los próximos 160 años. Aunque hay minas de carbón en más de 100 países, dos tercios de las reservas explotables están en sólo cuatro países: Estados Unidos dispone del 27 % de las reservas mundiales, Rusia el 17 %, China el 13 % y la India el 10 %. La producción actual de carbón se destina a la producción de energía eléctrica, siendo este uso uno de los principales causantes del cambio climático. La explosión de la demanda en la India y China China e India basan en buena medida su crecimiento económico en sus enormes reservas de carbón, con las cuales pueden incrementar intensamente la producción de energía eléctrica a los niveles que requiere su desarrollo económico. El crecimiento de la demanda en los próximos años será muy relevante en la India, pues tan solo un 62 % de la población dispone actualmente de energía eléctrica, pero las previsiones son que en 2030 esté disponible al 98 % de la población. Esto significa que la India tendrá que triplicar su producción de electricidad, para lo cual 700 GW deberán ser conectados a sus redes de distribución, un 60 % de los cuales tendrán que ser generados usando carbón. Las cifras de China son aún más impresionantes, ya que pretenden conectar a la red una capacidad equivalente a toda la generada en Estados Unidos, es decir, no menos de 1.300 GW. Las plantas de carbón contribuirán en un 38 %. Aproximadamente el 70 % de la demanda de carbón de la India procede de sus necesidades de electricidad, mientras que casi el 45 % de la demanda china procede de sus industrias básicas de rápido crecimiento, especialmente hierro y acero. Sin embargo, China tiene intención también de fabricar aceite sintético, La Shenhua Coal Liquefaction Corporation acaba de construir en Mongolia la primera planta china de licuefacción de carbón. Carbón y cambio climático Esta explosión en el uso del carbón es sin embargo un asunto de preocupación. La cantidad de CO2 emitido en la combustión del carbón es aproximadamente un 25 % mayor que el generado con el petróleo, y un 50 % mayor que en el caso del gas natural. Un vasto despliegue de sistemas de almacenaje y captura de CO2 (CCS) pueden limitar el impacto ambiental del retorno al carbón, pero esta tecnología está aún en su infancia y se necesita otra década para ponerla a punto. China tiene algunos depósitos de CCS, pero esta situación no está presente en la India. Bibliografía: Coal is dead…Long live coal? Research eu April 2008
Publicar un comentario