06 noviembre 2008

Virtualización de centros de datos

El almacenamiento de información es ya imparable, y cada vez se necesita menos espacio para ello. De hecho, hasta 2500 servidores de datos pueden cabe en el contenedor de un camión. Y así es el nuevo centro de servidores de datos de Microsoft, una sala de 46.000 m2 y que ha costado 5 millones de dólares. Pero esto no es más que el principio, ya que se espera llenar el edificio con lo que pueden transportar 200 camiones como éste, en fin, nada menos que 400.000 servidores. Ya vimos en otro artículo (Ahorro energético en los centros de datos) que el consumo de estas salas de almacenamiento de información es ya enorme, pero por lo que se ve esto no ha hecho más que empezar, pues se estima que sólo en Norteamérica hay ya más de 7.000 centros de datos.
Pero los servidores de datos son todavía ineficientes. En promedio, sólo se utiliza el 6 % de la capacidad de un servidor de datos, y casi el 30 % no se usan para nada, pero nadie se ha molestado en quitarlos. Las limitaciones de la tecnología, y la falta de incentivos son los culpables. Windows, el sistema operativo más usado en los servidores, permite que sólo se use una aplicación en cada momento, pues de lo contrario puede bloquearse. Así, los departamentos de IT añaden más y más máquinas cada vez que es necesario implementar una nueva aplicación, llegándose a una condición que se conoce como “server sprawal”.


Una tecnología denominada “virtualización”, permite que los sistemas separados físicamente puedan trabajar como uno solo. Recomendamos a cualquier empresa de tamaño medio, que gestione mucha información, que estudie las posibilidades que esta tecnología puede tener en su actividad. En muchos casos los beneficios serán importantes.
Los orígenes de la virtualización provienen de una tecnología desarrollada por IBM en los años 60, que trabajó en la oscuridad hasta que una de las ahora mayores firmas del mundo, vmware, la aplicó a los ordenadores en los centros de datos de hoy en día. El concepto de vmware básicamente significa que un ordenador hace el trabajo de múltiples computadores, compartiendo los recursos de un único ordenador en múltiples ambientes. Virtual servers y virtual desktops, te permiten mantener múltiples sistemas operativos y múltiples aplicaciones localmente y en localizaciones remotas. Además del ahorro energético que supone, y la disminución de la inversión debida al uso más eficiente de los recursos, la virtualización nos permite una alta disponibilidad de recursos, mejor gestión de las aplicaciones de oficina, se incrementa la seguridad, y se mejoran los procesos de recuperación de información ante un desastre.


¿Qué es la virtualización?

El poderoso hardware de computación x86, fue originalmente diseñado para trabajar con un único sistema operativo y una única operación, pero la virtualización rompe estas limitaciones, haciendo posible hacer funcionar a la vez múltiples sistemas operativos y múltiples aplicaciones en el mismo ordenador y al mismo tiempo, con lo cual se incrementa notablemente la flexibilidad del hardware, y disminuye el número de ordenadores requeridos para gestionar tareas complejas.
La virtualización es un concepto de implementación compleja en la idea, puesto que se aplica para simplificar la gestión informática de organizaciones de tamaño medio y grande. Puede aplicarse en todas las opciones posibles, incluido MAC, y utilizarse para gestionar eficazmente complejos procesos comerciales y organizaciones gubernamentales. Es posible unir para una actividad común a múltiples personas diseminadas por el mundo ahorrando tiempo, dinero y energía, y conseguir que el hardware disponible se optimice mucho más.
¿Cómo trabaja la virtualización?
Esencialmente, lo que hace la virtualización es transformar hardware en software. El uso de un software, tal como VMware ESX, transforma, mediante un proceso denominado virtualización, los recursos de hardware de los ordenadores basados en x86, incluyendo CPU, RAM, discos duros y controladores de red – para crear una máquina virtual completamente funcional que permite hacer funcionar su propio sistema operativo y aplicaciones como si fuese un computador real.
Diferentes máquinas virtuales comparten recursos de hardware sin interferir entre sí, de forma que es posible hacer funcionar de forma simultánea a varios sistemas operativos y aplicaciones, utilizando un único ordenador, y todo ello a la misma vez.
Lo que hace VMware es insertar una capa delgada de software directamente en el hardware del computador, o en un sistema de operación de host. Esta capa de software crea máquinas virtuales y contiene un sistema de control de la máquina virtual, denominado hypervisor, que distribuye los recursos de hardware dinámicamente y transparentemente de manera que múltiples sistemas operativos puedan funcionar concurrentemente en un único ordenador sin ni siquiera saberlo.
Publicar un comentario