14 mayo 2008

Ahorro energético en los centros de datos

Según un informe de EPA, los servidores de datos consumen recursos energéticos de manera creciente, y ya se han convertido en cargas a tener en cuenta en las estrategias de ahorro energético. En Estados Unidos estos equipos consumieron 61.000 millones de kilovatios en 2006, o lo que es lo mismo un 1,5 % del total de energía consumido en el país ese año. ¡Nadie hubiese imaginado estos resultados! Por todo ello, se ha desatado la preocupación para tratar de reducir este enorme sumidero de energía que no para de crecer. Otro documento interesante es “Data Centers” Growing Power Demands. Los primeros que han emprendido el estudio del problema han sido los investigadores de Microsoft, en “Networked Embedded Computing Group”, El consumo energético de los centros de datos se tratará de atajar por dos caminos: Nuevos algoritmos que hagan posible liberar servidores y ponerlos en modo de inactividad, y sensores que identifiquen cuando los servidores deben apagarse basándose en las condiciones ambientales de la sala del servidor. La eliminación de puntos calientes y la minimización de servidores activos puede conseguir una reducción del 30 % de la energía de los centros de datos. Los sensores, son sensibles tanto a la humedad como al calor, y están bien adaptados para trabajar con servicios web. Los sensores que se necesitan para este propósito están aún en forma de prototipo, ya que se trata de un nuevo tipo de instrumentación científica que puede ser utilizada en un buen número de proyectos. El estudio de la refrigeración eficiente es otra de las cuestiones relevantes del proyecto, ya quelas funciones de enfriamiento tienen un gran efecto en el consumo energético del centro de datos. Otro aspecto del proyecto, son los nuevos algoritmos que se están diseñando para gestionar las cargas de una forma más eficiente desde el punto de vista energético. El objetivo de estos nuevos algoritmos es liberar servidores en momento de tráfico pico de forma que puedan ponerse en modo inactivo evitando los picos de consumo, pero planificando su inactividad de forma que evite desconexiones a los usuarios. El tráfico puede distribuirse de forma predictiva, y hasta ahora este fenómeno no se ha tenido en cuenta para liberar servidores. El tráfico puede derivarse de un lugar a otro buscando servidores que estén vacíos de datos y evitar los picos. Este post se basa en el artículo “saving energy in Data Center”, publicado en mayo de 2008 por el MIT. Palabras clave: Data centers
Publicar un comentario