23 mayo 2008

El boom de la biomasa en Europa

En estos días en los que el mundo asiste asombrado a unos precios del petróleo que todos esperaban tardarían años en alcanzarse; la revolución de obtener y optimizar fuentes alternativas de energía está en ebullición. Sabemos que muchas personas se plantean desarrollar proyectos de producción de energía; y es preciso recabar la máxima información posible. Un generador de biomasa es un equipo costoso, y su rentabilidad depende de un buen número de variables que hay que sopesar en etapas preliminares del proyecto. Es preferible perder tiempo estudiando soluciones y optimizando nuestro proyecto que recurrir a una inversión precipitada de resultados dudosos. Por todo ello, seguiremos recopilando en esta sección la información más novedosa sobre los mercados de la biomasa. En este post, hablamos brevemente de los planes europeos para impulsar la producción de calor y electricidad a partir de la biomasa. Entre los grandes proyectos, que nos sirven para hacernos una idea cuantitativa de esta actividad, podemos citar la planta de 66 MW que se ha construido en Simmering, Austria; donde se produce bioenergía a partir de residuos forestales. Lo primero que nos llama la atención es que la producción de energía es sustancialmente importante en comparación con las instalaciones fotovoltaicas; donde es necesaria muchísima extensión para obtener tales potencias. Esta central cubre los requerimientos de electricidad de una ciudad de 48.000 familias y los requerimientos de calefacción de 12.000 más. El aprovechamiento sostenible de los residuos forestales tiene un potencial considerable de expansión, aunque en cualquier aprovechamiento debemos contar con que estamos ante un recurso finito, que debe estar garantizado a largo plazo. En España, por ejemplo, este tipo de centrales son de interés para la lucha contra los incendios forestales, que tantos recursos absorbe todos los años, con resultados limitados. La limpieza de las masas forestales, también de forma respetuosa con el medio ambiente, es la forma más fructífera de combatir el fuego. Estas centrales son un estímulo de gran interés para promocionar la limpieza de bosques, especialmente en las inmediaciones de áreas habitadas. En Austria, el 47 % del suelo está cubierto con árboles, por lo que el aprovechamiento de los residuos forestales dispone de un enorme potencial para el mercado energético. En términos cuantitativos, en Austria pueden aprovecharse 800 millones de toneladas de residuos forestales, lo que supone cuarenta veces las emisiones de dióxido de carbono del país en un año. Hay que tener en cuenta, que si la limpieza del bosque se planifica adecuadamente, los recursos son ilimitados pues cada año hay nueva aportación de materia vegetal. En términos generales, el aprovechamiento de estos recursos es ventajoso desde el punto de vista del balance de gases de efecto invernadero, lo que no ocurre en otros casos como la producción de etanol en Estados Unidos. El ejemplo de Austria sirve para ilustrarnos en las posibilidades que tiene el aprovechamiento de la biomasa en Europa, una actividad que ya está siendo impulsada por la UE.
Palabras clave: Biomass, bioenergy
Publicar un comentario