19 mayo 2008

Turbinas eólicas de aguas profundas

El impacto ambiental de los parques eólicos no es despreciable; por el contrario, especialmente en el interior, el impacto puede ser elevado y producir rechazo en la población. Este rechazo se debe sobre todo a que los aerogeneradores eólicos se instalan sobre todo en zonas elevadas, donde buscando vientos más fuertes, también se coloca el parque en zonas muy visibles. Pero todo esto podría cambiar con los nuevos desarrollos aptos para ser ubicados en aguas profundas. Hasta ahora, al instalar turbinas eólicas en el mar, se requería la construcción de cimentaciones especiales fijadas en el lecho marino. Pero varias soluciones innovadoras están bajo desarrollo basándose en sistemas flotantes de cimentación de turbinas eólicas. Pero otra interesante ventaja es defendida por los desarrolladores de este tipo de turbinas, y es que son menos vulnerables a malas condiciones climáticas. La instalación de estas turbinas de aguas profundas da muchas más opciones de instalación que las convencionales, y puede eliminarse el problema de interferir con la migración de las aves, las cuales buscan zonas de baja profundidad que muchas veces son elegidas para instalar turbinas eólicas. Con estas turbinas pueden elegirse zonas con vientos sostenidos más intensos; por lo cual se consigue aumentar la productividad de la turbina. El viento en mar abierto es más estable que en las costas, por lo que es factible encontrar muchos más sitios idóneos para colocar estas turbinas. Uno de los proyectos que se están llevando a cabo para desarrollar estas turbinas es impulsado por Siemens Wind Power y Energy Company Hydro de Noruega. En este proyecto, las turbinas se instalarían a 90-180 km de la costa y en aguas de hasta 700 m de profundidad El diseño, es similar al de las plataformas petrolíferas. La estabilidad se consigue mediante cilindros de hormigón sumergidos. Palabras clave: Floating offshore
Publicar un comentario