20 mayo 2008

Fabricación inteligente: Aplicación de la tecnología RFID en procesos

La tecnología RFID es un sistema de almacenamiento de datos remoto, que funciona mediante unos dispositivos denominados etiquetas, transpondedores o tags RFID. Una etiqueta RFID es un pequeño objeto, similar una pegatina, que puede ser incorporada a un producto, animal o personas. Este pequeño dispositivo puede comunicarse mediante radiofrecuencia con un emisor-receptor RFID. Las etiquetas pueden ser pasivas, que no necesitan alimentación eléctrica, o activas, que si la requiren. El uso de este sistema de comunicación tiene una ventaja frente a otros, por ejemplo infrarrojos, y es que no requieren visión directa entre emisor y receptor. El uso de la tecnología RFID en los procesos de fabricación conlleva muchos beneficios y un ahorro potencial de costes que puede ser muy interesante. Por ello, esta tecnología se está aceptando cada vez más en los procesos de fabricación, y entre sus ventajas encontramos que es un sistema reutilizable. En efecto, muchos fabricantes utilizan algún tipo de bandeja o bolsa transportar su producto, y ese transportador puede marcarse mediante etiquetas. Esta tecnología permite automatizar la producción orientándola a las necesidades del mercado. Veamos cómo funciona mediante un ejemplo: Una compañía comienza su producción con el envío de una orden de fabricación a su servidor, que se imprime y un operador organiza el proceso de fabricación. Cuando se usan etiquetas RFID, la orden puede enviarse directamente a la etiqueta que se encarga de distribuir, por ejemplo las bandejas, de forma que se complete el pedido del cliente. Es decir, el proceso funciona de manera inteligente en función de la demanda de producto, o del estado de los almacenes o cámaras. Una vez la orden queda registrada en la etiqueta, los datos se usan para mover el producto a lo largo de todo el proceso de fabricación hasta que se completa el pedido del cliente. Una vez que la bandeja cumple su cometido, se envía al inicio del proceso para que nuevamente comience a suministrar el producto para otro cliente. Utilizando transportadores, la bandeja puede irse moviendo y colectando las partes que requiere en cada momento. El sistema requiere evidentemente hardware y software adicional, pero se trata de un ordenador central vía conexión a PLC. El lector/escritor puede conectarse al PLC mediante Serial RS-232 (interfaz para intercambio de dato binarios) so a través de internet.
Bibliografía: Application of RFID technology in the manufacturing process. Plant engineering Live Palabras clave: RFID technology, manufacturing process
Publicar un comentario