16 mayo 2008

Relaciones con proveedores para aumentar la productividad

En la práctica, por mucho que hablemos de tecnología, lo cierto es que creemos sinceramente que el mayor problema de falta de productividad en las empresas es la mala organización. En ese sentido, abordamos en este artículo algunos conceptos innovadores que pueden servir para disminuir costes mediante la mejora de las relaciones con los proveedores. Las relaciones entre organizaciones y proveedores puede mejorarse sensiblemente si se incrementa la colaboración. Por ejemplo, la práctica de conseguir suministradores que se encarguen de ir surtiendo nuestro almacén de aquellos productos en los cuales el stock alcanza un mínimo predeterminado consigue un ahorro significativo de costes. Más aún si automatizamos el almacén de forma que el proveedor tenga información en tiempo real de nuestras necesidades. Podemos de esta forma reducir significativamente el tamaño de nuestro almacén, y el derroche de productos en stock. Si no se dispone de información en tiempo real de nuestro inventario, también es posible beneficiarse de este sistema si se trabaja en una correcta planificación de las necesidades de la organización, sus planes de consumo, y el status del inventario lo más actualizado posible. La gestión de nuestro almacén se transfiere al proveedor, quien es el responsable de su provisión. Son muchas las posibilidades de este sistema, adaptables en cualquier caso a las necesidades particulares, y a las facilidades de automatización en el almacén. Por ejemplo, las alertas y notificaciones automáticas son sencillas de obtener, y nos permiten subsanar situaciones críticas con la suficiente antelación y abordarlas de manera proactiva. La buena colaboración con los suministradores, gestionada al menos con una buena base de datos, permite obtener interesantes beneficios como los inventarios reducidos, acortamiento de tiempos, minimización del riesgo de disponer de productos que no sean ya útiles, etc. Y en su momento hablaremos también de la importancia que tiene enlazar adecuadamente nuestro almacén con la producción. Muchas veces no es necesario recurrir a paquetes comerciales, ni a ayuda externa que nos ayude a gestionar los almacenes, y el punto de partida es la obtención diligente de información, y su procesado en bases de datos sencillas. Hoy en día es posible, y muy sencillo, transformar las tradicionales cadenas de suministro lineales y sus procesos secuenciales en networks de cadenas de suministros adaptativas. En estas networks, imprescindibles cuando la empresa aumenta su volumen, están participadas por todos los agentes que interaccionan con nuestro negocio: clientes, suministradores, empresas de logística. Podemos sentir los cambios en la demanda y las condiciones de suministro, y podremos responder de forma inteligente. La colaboración entre suministradores es crucial en el desarrollo de networks de cadenas de suministro adaptativas: Vendedores, compradores, todos se benefician eliminando ineficiencias y derroches, y aumentando la sincronización hasta niveles impensables hace poco tiempo.
Bibliografía: BristleCone. Supplier Collaboration Process can Save You Millions.
Palabras clave: adaptive supply chain network