23 mayo 2008

Se acabó la euforia en Vietnam

Siguiendo con la exploración de esos países emergentes que pueden ser interesantes para hacer negocios internacionales, volvemos a hablar de la economía ad Vietnam, que también está teniendo un comportamiento de “libro”. Cuidado en países como México, Argentina, Colombia, Venezuela…(donde tenemos muchos internautas por cierto), pues las enseñanzas del comportamiento de otras economías pueden servirnos para actuar correctamente y protegernos de crisis futuras. Vietnam es un caso clásico de mercado emergente, que ha ofrecido grandes premios a los inversores, pero a costa de asumir riesgos importantes. Pero el susto ha llegado en 2008, pues tras el extraordinario crecimiento experimentado estos años, el país está experimentando una corrección sin precedentes. El estallido de la burbuja bursátil vietnamita ha provocado que hasta ahora los inversores hayan perdido el 50 % del valor de sus acciones desde comienzos de año, habiendo caído en lo más bajo de los resultados de la renta variable este año. El país se ha visto también obligado a luchar contra los problemas que se ciernen sobre las economías del sudeste asiático: Espiral inflacionista y un pesado déficit comercial. Pero no todos los mercados emergentes son iguales, Vietnam se considera un mercado frontera, lo cual quiere decir que es pequeño, menos desarrollado e insuficientemente conocido, incluso para los standard de los mercados emergentes. Las preocupaciones sobre la economía, la falta de liquidez, y la limitación de las inversiones extranjeras ha pesado sobre las acciones vietnamitas este año. La euforia creada con este país, similar a la que se creó con China, se ha desvanecido rápidamente. Sin embargo, una razón para el optimismo es que las previsiones de crecimiento del P.I.B. para los próximos cuatro años son de una media del 8 %. Las principales exportaciones del país incluyen petróleo, arroz, café, caucho, te, tejidos y pescado, pero no son lo suficientemente importantes como para compensar un déficit comercial exterior de 11.000 millones de dólares en los primeros cuatro meses del año, y el déficit de estos cuatro meses ya alcanza el 90 % del de todo el año 2007. El país padece una inflación en el rango 8,5-9 %, y ello se está volviendo un lastre muy pesado para su economía. Las medidas para frenar la inflación se están intensificando, y entre otras está que el Banco Central elevó los tipos al 12 % desde el 8,75 % esta semana. Se trata de una medida de emergencia, pero necesaria, aunque sus efectos sobre la caída de la bolsa pueden significar un empeoramiento del mercado.
Publicar un comentario