21 mayo 2008

China como exportadora de inflación

Las técnicas de mejora de la productividad industrial más eficaces que podemos plantear en una industria deben tener como objetivo la lucha contra la inflación. De hecho, lo que está ocurriendo en China, y otros países asiáticos, es que la inflación está minando su productividad. Pero la inflación China, además de conllevar pérdida de la competitividad de sus exportaciones, también está originando incrementos en los precios en todo el mundo. De hecho, los productos manufacturados de bajo coste han sido claves para mantener la inflación a raya desde la década de los 90. Los altos precios de los combustibles, agroalimentarios, y el incremento en los costes laborales, se están distribuyendo por los mercados chinos. Por ejemplo, el precio del algodón, importante para la fabricación de ropa que China distribuye por todo el mundo, se han incrementado un 40 % en tan solo un año. La competencia por el uso de la tierra en busca de los productos más rentables está forzando la subida de los precios. La inflación de los productos chinos, se está traduciendo entre otras cosas en el incremento del precio del oro, pero también está presionando a los Bancos Centrales, para que cesen en las bajadas de los tipos de interés. De hecho, ya hay expectativas de que la reserva Federal tenga que invertir su política de bajada de tipos para luchar contra la recesión. Este cambio puede provocar un soporte en el dólar norteamericano, y una debilidad en el precio del oro a corto plazo. Otro factor a corto plazo es que el precio del petróleo se encuentra actualmente por encima del punto de equilibrio, según algunos analistas incluso 40-50 $ por encima.
En fin, la situación en China puede tener repercusiones a medio plazo en la economía mundial, estaremos atentos.
Bibliografía: Marketoracle
Publicar un comentario