22 mayo 2008

Fiabilidad de los robots. La cuestión del cableado

Si la aplicación en la que queremos integrar nuestro nuevo robot se encuentra en un ambiente agresivo, que pueda deteriorar o dañar el equipo; tenemos que tener presente que podemos sufrir averías frecuentes que puedan en algunos casos ser una auténtica tortura. El mantenimiento de los robots, es evidentemente caro. Una de las cuestiones que debemos valorar es el sistema de cableado que se utiliza para proporcionar energía al robot. También tenemos que tener en cuenta, que aunque no escatimemos en una instalación compleja, conforme aumenta la complejidad de la instalación, lo hacen las probabilidades de averías. En estos casos, el papel del integrador, y la capacidad de prestar soporte local a bajo coste es una cuestión vital. Debemos exigir al fabricante unas especificaciones rigurosas sobre cómo va a realizar el trabajo de integración, y esto normalmente no se hace. Sorprendentemente, un contrato de compra de un robot suele ser muy simple, y el usuario no valora en detalle cuestiones auxiliares pero trascendentes. Los robots industriales usan cables rígidos de una sola pieza y mangueras que van conectadas a la herramienta del cabezal. Pero estos cables son la causa número uno de las paradas no previstas en los robots. ¿Qué alternativas pueden ofrecernos los fabricantes? En máquinas automáticas y robots de seis ejes, los ingenieros en robótica están diseñando nuevos sistemas para disminuir las averías y aumentar la productividad. Esos nuevos diseños se basan en una revisión completa de los sistemas de cables, mangueras, tubos, transportadores y conectores. Los nuevos diseños se basan en utilizar tres segmentos separados. Una nueva aproximación que difiere de la práctica actual de los fabricantes de robots industriales que utilizan cables únicos y mangueras fijadas a la herramienta del cabezal. La utilización de secciones más pequeñas tiene como principal ventaja que proporcionan la misma potencia, flexibilidad, y seguridad, pero tienen mayor capacidad para evitar el daño en los cables. Otro problema relacionado con los cables es la seguridad, que cada día preocupa más en las células robotizadas. Los diseñadores pueden permitir que cables y mangueras se muevan con libertad, pero siempre hay que tener en cuenta que pueden provocar daños a los trabajadores. Como conclusión, estas nuevas tendencias en los cables pueden eliminar daños en el cableado, reducir un costoso mantenimiento y minimizar las paradas no controladas.
Bibliografía: The less-is-more approach to six-axis robot design
Publicar un comentario