05 febrero 2010

Sensores con muy alta sensibilidad magnética


El efecto Hall fue descubierto por Dr. Edwin Hall en 1879 y se usa en aplicaciones tales como los switches de proximidad, posición, detección de velocidad y detección de corriente. Pero últimamente, la tecnología Hall Cross está haciendo que aparezcan nuevos sensores que ofrecen sensibilidad concentrada y están abiertos a nuevas áreas de aplicación. Lo que hace único a estos sensores es la capacidad para proporcionar muy alta sensibilidad magnética mientras que a la vez se incrementa la densidad del dispositivo, se reducen los costes y se simplifica la complejidad de la fabricación. Las características de este diseño son un sustrato de Arseniuro de galio (GaAs) que optimiza sensibilidad con coste y tamaño del dispositivo total, y proporciona mucha mayor movilidad de electrones (sensibilidad) que el silicio y resistencia a la inercia térmica. Los principios de sensores Hall magnéticos son esencialmente un efecto que ocurre en materiales que transportan corriente en un campo magnético. Si tenemos un imán y un sensor Hall, y pasamos la corriente a través de un campo magnético, desvairemos la señal dependiendo de la dirección del imán. Es muy sensible al campo magnético, y básicamente la salida de corriente pude usarse para determinar la resistencia del campo magnético.
.
Bibliografía: New Horizons for Hall Sensors. Design News November 2009 Palabras clave: gallium arsenide
Publicar un comentario en la entrada