05 febrero 2010

Simuladores dinámicos para mejorar el rendimiento de las plantas industriales

La simulación computerizada de sistemas de ingeniería tienen ya una larga trayectoria. En la industria energética en particular, los simuladores avanzados se han usado desde hace años. Pero más recientemente, el desarrollo de las plataformas de simulación se ha popularizado y ello ha hecho posible el uso de estas herramientas en un número creciente de aplicaciones. Los ingenieros pueden beneficiarse de estas fantásticas tecnologías y cada vez más aplicaciones pueden ayudar a incrementar la eficiencia de ingeniería. Los simuladores avanzados pueden integrarse incluso sin experiencia en programación de computadores. Estos días es bastante fácil desarrollar aplicaciones de simulación avanzadas, incluso con comportamiento dinámico complejo. Muchas herramientas de modelización son muy intuitivas, y a menudo contienen modelos avanzados con configuración por defecto. Esto da tremendas posibilidades para conseguir usar simuladores fácilmente y en poco tiempo. En otro orden de cosas, existe también el riesgo de que un simulador con apariencia profesional no tengan correlación con la planta o sistema que representan, a menos que se coloquen los parámetros correctos en el modelo. Otro peligro es que el usuario no conozca el rango de operaciones y por tanto el modelo no será válido. Los ingenieros desarrollando simuladores tienen una gran responsabilidad en alcanzar la exactitud apropiada usando parámetros correctos, validando los modelos, y describiendo el rango de operación de validez y exactitud del simulador. Es muy importante por ello estudiar en detalle los parámetros y rangos de variables que vamos a medir. Otra de las aplicaciones de los simuladores es la modernización o sustitución de sistemas de control, turbinas, calderas o unidades de refrigeración. Es esencial que el nuevo equipo se diseñe e integre en la planta existente. La experiencia de tales proyectos ha probado que el uso de una herramienta de simulación es muy beneficioso, pues permite analizar en detalle los parámetros de funcionamiento de las instalaciones donde se instalarán los nuevos equipos. El beneficio de usar una tecnología de simulación dinámica es que puede usarse a través de todo el proyecto:
  • Diseño conceptual de componentes y control.
  • Ajuste de los sistemas de control para asegurar el funcionamiento apropiado antes de la puesta en marcha.
  • Todas las profesiones implicadas, desde los ingenieros de automatización a los operadores de planta tienen que participar en la comprensión del proyecto.
  • El simulador puede usarse para formación de los trabajadores y personal de mantenimiento.
Bibliografía: Dynamic simulators for improved plant performance. Powerengineer November 2009 Palabras clave: Advanced simulator application, dynamic simulator technology
Publicar un comentario en la entrada