08 marzo 2010

Cómo puedo ahorrar dinero aislando mi casa (artículo para NO profesionales) (3ª PARTE)


AÑADIENDO AISLAMIENTO A UNA CASA EXISTENTE

Una vez que conocemos con cierto detalle las características del aislamiento de una vivienda (ver 1ª PARTE y 2ª PARTE) vamos a centrarnos en esta nueva entrega en los edificios existentes. Vamos a centrarnos en dar unas nociones básicas para evitar el dispendio que supone calentar o enfriar una casa que previamente no ha sido aislada correctamente en la fase de construcción. Afortunadamente, es un problema que tiene solución relativamente sencilla. Sin ningún género de dudas, cualquier casa antigua debería someterse a una actuación de refuerzo del aislamiento.

¿Dónde y cuanto?

Añadir más aislamiento donde ya tenemos material aislante, ahorrará energía. Podremos además ahorrar grandes cantidades de energía si instalamos aislamiento en lugares de la casa que nunca se han aislado; como las canalizaciones para distribuir cables eléctricos o tuberías; techos sin aislar sobre garages; las paredes que separan una habitación de un ático, etc.

¿Cómo calculamos la cantidad de aislamiento necesario?

Esta herramimienta de Department of Energy es por su simplificidad una de las más eficaces para calcular el aislamiento doméstico. Para usarla fuera de Estados Unidos, debemos buscar un código postal con una climatología equivalente a la que deseamos estudiar.

A partir de ahí seleccionamos:
  • Estatus de la vivienda (nueva o existente).
  • Tipo de combustible.
  • Código postal.
Con tan solo estos tres datos calculamos automáticamente el valor R de:
  • Ático.
  • Cavidades en paredes con marco de madera.
  • Suelos.
  • Paredes con huecos o grietas.
  • Interior de la cimentación de las paredes.
  • Cobertura aislante en paredes vacías.
La cantidad de aislamiento va a depender de la climatología local, del combustible de la calefacción y de si se dispone o no de aire acondicionado.

¿CÓMO PODEMOS CUANTIFICAR EL AISLAMIENTO EXISTENTE?
.
Además de conocer el aislamiento que vamos a incorporar a la vivienda, es importante cuantificar el ya existente (podemos buscarlo en lugares como los áticos). Para ello debemos buscarlo, cuantificar su espesor y así estimaremos el valor R aproximado de la vivienda. Los criterios que podemos usar son los siguientes:
.
Fibras sueltas:
  • Fibra de vidrio: Amarillas, rosa o blanca y peso ligero. Valor R total es la profundidad (pulgadas) por 2,5.
  • Lana de roca: Gris denso o casi blanco, puede tener manchita negras. Valor R total es la profundidad por 2,8.
  • Celulosa: Pequeñas piezas planas grises. Valor R total es la profundidad por 3,7.
Gránulos:
  • Vermiculita o perlita. Peso ligero. Valor R total es la profundidad por 2,7.
Alfombras:
  • Fibra de vidrio: Alfombras de color amarillo-claro, rosa o blanco. Valor R total es la profundidad por 3,2.
También es factible revestir paredes existentes aunque no siempre es fácil saber el aislamiento previo.
En los suelos también es complicado averiguar el aislamiento preexistente. Lo más probable es encontrar alfombras de fibra de vidrio.
Tuberías y conductos: En el sistema de aire acondicionado pueden conseguirse importantes ahorros de energía, especialmente si los conductos atraviesan áreas no refrigeradas. Las tuberías de auga

SELLADO DE AIRE

El sellado de aire es importante, no sólo porque las corrientes de aire son molestas, sino porque las pérdidas de aire transportan humedad y energía, usualmente en la dirección no deseada.

Bibliografía: Insulation Fact Sheet. Department o Energy
Publicar un comentario