19 noviembre 2009

Construyendo nuestra casa inteligente

Construir casas inteligentes es mucho más barato y fácil de lo que podríamos imaginar. Maravillosas tecnologías derivadas de las tecnologías inalámbricas, del microprocesador y de los sensores están disponibles para quien quiera dedicar algo de tiempo a investigar sobre tan apasionante temática.
Las compañías asiáticas de países como Taiwan y Corea del Sur han desarrollado infinitas aplicaciones. Si compramos dispositivos ya terminados los precios son bastante más caros, pero si nos montamos nosotros mismo la aplicación descubriremos los irrisorios precios de la tecnología del futuro. Las compañías que trabajan con bienes de consumo están trabajando duro para explotar este mercado con increíble potencial de desarrollo.
Entre las últimas novedades podemos mencionar las redes domesticas inteligentes, construidas integrando dos viejas tecnologías: La tecnología de Radio Frequency Identification (RFID) en la Open Service Gateway Initiative (OSGi) permite a las personas disponer de sofisticados sistemas de medios y control de vidrio en toda su casa, incluso de este lugares remotos.
Este nuevo enfoque, propuesto por investigadores del Department of Engineering Science, at the National Cheng Kung University (NCKU), in Tainan, Taiwan.
Esta propuesta ayudará a solventar problemas cotidianos de las personas, ya que en tiempo real y desde cualquier sitio podrá vigilarse la seguridad del hogar. ¿Cómo estarán los niños? Esta pregunta puede dejar de tener sentido sí podemos recibir en nuestro teléfono móvil imágenes de cualquier parte de nuestra casa y en cualquier momento.
Como no podía ser de otra forma, una tecnología tan novedosa tecnología y con potencial de venta a escala planetaria ha recibido la atención de los fabricantes. Nada menos que 70 fabricantes, entre los que se encuentran Echelon, IBM, Motorola, Nokia, Nortel, Panasonic, Philips, Sony, and Toshiba se han unido al OSGI, lo cual supone que el nuevo estándar puede ser ampliamente aceptado e implementado. El nuevo sistema es una red abierta usando RFID, de forma que los dispositivos de individuos puedan ser conectados a lograr inteligente para propósitos de ocio o seguridad.
Varios escenarios pueden permitir estos sistemas: los usuarios pueden mirar y controlar una pantalla monitor desde un dispositivo móvil, por ejemplo. Los usuarios pueden interactuar entre sí a través de televisores conectados a la red, y que estén en su casa o en otro lugar. Además utilizando servidores centralizados los usuarios pueden obtener películas o música que se mueven de habitación en habitación.
El sistema de arquitectura que describimos proporciona el acceso a una red domestica automática, rápida, proporcionado de servicios, donde se mejora sustancialmente la calidad de vida de los usuarios.

Bibliografía: Building the Smart Home Wirelessly. Science News November 2009

Publicar un comentario en la entrada