25 noviembre 2009

Los bioplásticos de bajo coste emergen para fabricar células solares

Una pequeña compañía de California llamada Biosolar, con tan solo dos empleados, acaba de introducir un componente plástico para las células fotovoltaicas basado en algodón y aceite de castor, que se describe como menos costoso que los plásticos en petróleo. Diseñado específicamente para fabricar módulos de células Solares fotovoltaicas económicos la compañía espera poder reducir el coste por vatio de la energía solar. Las nuevas células estarán disponibles brevemente como muestras para los fabricantes de módulos solares. El sustrato de BioBackSheet-C es un plástico celulósico revestido con un material que reduce la tasa de transmisión del vapor de agua e incrementa la resistencia a la abrasión. El sistema de dos componentes está dirigido a las aplicaciones fotovoltaicas de silicio cristalino y posee una alta resistencia dieléctrica. El producto de la compañía ataca uno de los principales acertijos de la industria emergente de células Solares. Se necesitan millones de metros cuadrados de materiales plásticos basados en petróleo. También es inusual esta propuesta porque además de aportar beneficios ahorran dinero, al menos de acuerdo con el plan de negocios de la compañía. La firma tiene como objetivo conseguir un ahorro de un 20-25 % respecto a los materiales predominantes del mercado. La mayoría de los bioplásticos se han usado hasta ahora como material de embalaje pero cuestan entre un 30 – 500 % por encima de los materiales que reemplazan. Pero en la industria solar las cosas son distintas ya que los materiales son mucho más caros y en algunos casos hay escasez de suministro. Uno de los materiales de Biosolar es Tedlar polyvinyl fluoride (PVF) de Dupont, un fluoropolímero termoplástico que estructuralmente es muy similar al cloruro de polivinilo. Tiene una excelente permeabilidad al vapor y es muy resistente a las incidencias climatológicas, un requerimiento clave para las láminas traseras de las células fotovoltaicas. Tedlar se usa típicamente como capa exterior de las láminas que incluyen poliéster para reducir costes y mejorar la resistencia mecánica y propiedades dieléctricas. El precio de la lámina es alrededor de $1,60 por pie cuadrado. Tedlar es el encapsulado del solvente, usando un solvente industrial llamado dimetil acetamina (DMAC), que produce daños sistémicos cuando es inhalado o absorbido a través de la piel en suficientes cantidades y durante un periodo prolongado. Si Tedlar se quema, humos de fluoruro de hidrógeno corrosivos pueden ser liberados. Tedlar ha sido un material escaso por su uso en la industria fotovoltaica y en el pasado, pero Dupont incrementará la producción en un 50 % Al menos diez compañías fabrican el material posterior de los módulos solares, y algunas ensayan otros bioplásticos, tales como ácidos polilácticos.
Palabras clave: solvent cast
Publicar un comentario