09 noviembre 2009

Novedades sobre la viabilidad de la tecnología solar de concentración

GreenVolts de California está construyendo una planta experimental de 2 Mw para demostrar la viabilidad de la tecnología fotovoltaica de concentración.
Concentrator photovoltaics (CPV) es una tecnología que aún debe demostrar su capacidad competitiva para generar energía de forma fiable, a gran escala y con éxito comercial.
La prueba de la viabilidad de esta tecnología – que concentra la luz del sol por factores de varios cientos en células multi-unión – puede provenir de los datos de rendimiento de un puñado de plantas a escala de kilovatio que están construyéndose. Estos proyectos incluyen un planta de 2 MW para Pacific Gas and Electric Company (PG&E), que está siendo construida por GreenVolts de San Francisco.
Cuando esta planta esté funcionando completamente dispondremos de datos reales del coste de generación eléctrica con tecnología CPV.
Es una oportunidad para obtener datos que nos ayuden a comprender cuestiones como las instalaciones eléctricas, pérdidas, equipos, mantenimiento, etc., implicados en una planta de este tipo.
Lo que se pretende con proyectos de este tipo es averiguar si una planta con esta tecnología puede dar un rendimiento aceptable durante veinte años o más.
Entre los desafíos de esta tecnología podemos mencionar los de tipo óptico, con dos peculiaridades principales: Se usan reflectores parabólicos en vez de espejos para enfocar la luz del sol y un nuevo sistema de trazador que se mueve sobre una base de hormigón.
Las lentes son populares porque pueden fabricarse a partir de una única pieza que concentra la luz y protege el módulo del medio ambiente. Sin embargo, hay algunas preocupaciones sobre la fiabilidad de las lentes de plástico, y el silicio montado sobre vidrio puede ser muy caro.
Las pérdidas son otro problema en las lentes. Las desplegadas en CPV no son convencionales, lentes sólidas, que son demasiado costosas, sino unos diseños Fresnel más finos fabricadas en secciones anulares concéntricas conocidas como zonas de Fresnel. La dispersión ocurre en la intersección entre zonas, principalmente en las lentes ópticas.
Otra de las peculiaridades de esta tecnología es que los espejos parabólicos son más simples y transmiten más calidad de luz que las células. Realmente no hay límites prácticos a la concentración.
El mantenimiento de una alta exactitud en el seguimiento es una característica importante para incrementar la concentración. La mayoría de los sistemas usan estructuras de acero y hormigón para soportar las disposiciones de módulos en el suelo, pero esto somete a las pequeñas cajas de engranajes usadas para posicionar la óptica a muy altas cargas. Este sistema de seguimiento lo que usa es una gran base en el suelo, que hace que disminuya la demanda en el sistema de engranajes.

Bibliografía: Concentrated thinking targets photovoltaics. Optics & laser Europe. June 2009.

Palabras clave: Concentrator photovoltaics technology (CPV), parabolic reflector

Publicar un comentario en la entrada