12 noviembre 2009

El gobierno de Estados Unidos incentivará la eficiencia energética doméstica

Los propietarios estadounidenses de viviendas podrán conseguir hasta $1.500 del gobierno federal para actualizar la eficiencia energética de sus hogares. Sí se realizan proyectos de eficiencia energética que alcancen aislamiento, ventanas, puertas, calentamiento, aire acondicionado o calentadores de agua podrán desgravarse hasta el 30 por ciento del coste de la inversión.
Más detalles del programa pueden verse en la web de Tax Incentives Assistance Project, una coalición de grupos sin ánimo de lucro de interés público, agencias gubernamentales y otras organizaciones que potencian la eficiencia energética.
La administración Obama piensa para largo plazo y busca disminuir la dependencia del petróleo extranjero. En la lista de sus prioridades está la reducción del pago de tasas del 30 % – sin límite superior – en la instalación de bienes de equipos para la producción de energías renovables. De esta forma, la reducción de tasas está disponible para equipos renovables tales como bombas de calor geotérmicas, paneles solares, calentadores de agua solares, sistemas de aerogeneración a pequeña escala y células de combustible.
El apoyo de la administración Obama a la eficiencia energética doméstica está siendo sin duda ejemplarizante, pero no se queda sólo ahí. Dependiendo del modelo, pueden obtenerse entre $250 y $3400 de fondos federales por comprar o leasing de un nuevo automóvil híbrido o diesel de alta eficiencia. También los fabricantes están contribuyendo con su propio plan de estímulo dando a los consumidores hasta $4500 por comprar un vehículo nuevo o usado más eficiente que su viejo modelo.
Numerosos incentivos de eficiencia energética están disponibles a nivel de estado en todo el país. En la web Database of State Incentives for Renewable Energy pueden encontrarse listas actualizadas.

Bibliografía: Tax Incentives Assistance Project (TIAP)

Publicar un comentario