19 noviembre 2009

La última generación de cámaras termográficas

Desde hace unos tres años las cámaras de bajo coste han revolucionado el uso de la termografía y han realzado en gran medida la apreciación de los beneficios de esta tecnología.
La demanda por estos equipos indudablemente continuará, pero para muchos usuarios la termografía es sinónimo de coste y complejidad de uso. El mercado está demandando una generación de cámaras más fáciles de usar que combinan las imágenes térmicas con la fotografía digital. Son ideales para trabajos en los que no participa personal especializado. Lo que se busca es sobre todo disponer de imágenes panorámicas más que las de alta resolución.
Los fabricantes, incluyendo Irisys, han desarrollado una gran variedad de modelos que ofrecen imágenes térmicas y digitales. Naturalmente todas varían, y en algunos casos las dos imágenes pueden sobreimpresionarse para al operador una localización precisa para la interpretación del punto caliente identificado por la imagen termográfica.

Funciones de voz y audio que aumentan la precisión de las inspecciones

Las anotaciones de voz también pueden ser integradas, permitiendo que los operadores hagan notas verbales en cada imagen tomada. Se realza de esta forma la facilidad para elaborar más tarde informes en un pc, identificando de forma positiva todos los aspectos de la imagen. Las funciones de Audio se han combinado con un régimen de alarmas que ofrece a los ingenieros la oportunidad de establecer avisos de Audio o visuales en pantalla cuando se identifican en el exterior unas temperaturas preseleccionadas. Estas funciones ayuda a los ingenieros de planta a llevar a cabo controles rutinarios sobre un gran número de paneles eléctrico, cableado, fusibles, o limitadores de temperatura. Puede alertarse al usuario cuando la cámara detecta las temperaturas que buscamos. y conseguimos de esta forma aumentar la rapidez eficacia en la inspección. Los ingenieros implicados en la revisión de equipos mecánicos pueden revisar un gran número de máquinas con rodamientos de forma extremadamente efectiva, pues detectado de una sola pasada el calentamiento que puede provocar fallos y en último término costosas paradas.

Algunas de las nuevas cámaras del Mercado cumplen los requerimientos de IP54 para uso en exteriores, donde temperaturas extremas y polvo pueden ser un problema. Otros modelos incorporar dos cursores es que permite encontrar diferencias de temperatura Delta T sin la necesidad de capturar dos imágenes. Identificando puntos fríos y calientes los cursores automáticamente identificarán los puntos más fríos y calientes, o ambos.
La mezcla de tecnología térmica y digital en un mismo paquete hace que hoy en día podamos disfrutar de imágenes térmicas de alta calidad y eficiencia por menos de 2.000 euros.

Bibliografía: New Generation IR Cameras. Maintenance World September 2009

Publicar un comentario en la entrada