29 agosto 2010

Tecnología de desalinización utilizando energía solar




Un proyecto de investigación de IBM en Arabia Saudí está buscando desarrollar la tecnología de desalinización utilizando energía solar con el propósito de demostrar que las plantas de ósmosis inversa son viables a escala comercial utilizando esta tecnología. En el proyecto se han desarrollado asimismo nuevos materiales de membrana para el proyecto que están diseñados para abordar problemas como el fouling o ensuciamiento, degradación y la retirada de toxinas.

Muchas personas creen que el agua es barata y abundante. Sin embargo, una de cada cinco personas del planeta no tienen acceso adecuado y seguro al recurso del agua potable. Y ya que el 97 % del agua del planeta está en los océanos, la disponibilidad de agua dulce está severamente limitada.

Este proyecto ha supuesto un partenariado en el lado de la química entre Central Glass Corporation, una compañía química de alto rendimiento, con la Universidad de Texas en el lado académico. En el lado del desarrollo han participado King Abdulaziz for Science and Technology (KACST), un centro de investigación en Arabia Saudí. IBM tiene relaciones en nanotecnología con KACST que se extiende más allá de las nanomembranas. Este partenariado se ha concentrado en tres áreas clave:

• Energía fotovoltaica que convierte la luz del sol en energía utilizando varias aproximaciones diferentes, incluyendo silicio, no-silicio y ultra-altos concentradores fotovoltaicos.
• Química verde para crear nuevos materiales sostenibles del petróleo a través de organocatálisis.
• Desalinización económica eficiente para transformar el agua salada en agua potable, mediante nuevos materiales de nanomembranas.

La desalinización de agua marina a través de procesos de membrana, específicamente Ósmosis Inversa está creciendo en importancia ya que combina un consumo relativamente bajo de energía con una solución escalable. El ensamblaje de membranas necesita tener propiedades mecánicas apropiadas para resistir las presiones implicadas en la operación de RO (aproximadamente 800 psi para la desalinización del agua) usada tanto para superar la presión osmótica como para proporcionar un adecuado flujo de agua a través de la membrana.

La solución es usar un compuesto de film delgado (TFC) con tres o cuatro capas de separación responsables de la desalinización apiladas. Materiales mejorados para las membranas RO incluirían una retirada de la sal más efectiva con alto flujo, capacidad para resistir fouling durante uso a largo plazo, y tolerancia al cloro mejorada. Los revestimientos anti-fouling son un área de investigación muy activa actualmente y resisten el ensuciamiento de la superficie de la membrana de fuentes orgánicas, aceites, etc.

Bibliografía: Solar Power Presents Brght Future For Membrane Development. WWI July/August 2010

Palabras clave: Thin film composite (TFC), anti-fouling coating
Publicar un comentario