18 agosto 2010

Un nuevo proceso desarrollado en Standford proclama que puede generar energía solar competitiva con el petróleo

El proceso de la Universidad simultáneamente usa la luz y el calor del sol para generar electricidad y realzar la captación a altas temperaturas, al contrario que la tecnología fotovoltaica actualmente usada en los paneles solares, que es menos eficiente cuando la temperatura se eleva.

Stanford cree que el proceso, llamado "photon enhanced thermionic emission," or PETE, puede hacer que la producción solar sea dos veces más eficiente que los métodos existentes y potencialmente es tan barato que puede competir con el petróleo.

En este marco conceptual se utiliza un nuevo proceso de conversión de energía, no solamente un nuevo material o ligeras diferencias de proceso. Según sus creadores se trata de una forma totalmente diferente sobre cómo obtener energía.

La Universidad recuerda que si bien las altas temperaturas son necesarias para poner en marcha los sistemas de conversión basados en calor, la eficiencia de las células rápidamente decrece a altas temperaturas. De acuerdo con la universidad, el calor de la luz el sol no utilizada y la ineficiencia rápidamente decrece a altas temperaturas. Según la universidad, el calor del sol no utilizado y la ineficiencia de las células de silicio suponen pérdidas de más del 50 % de la energía solar inicial alcanzando la célula. El equipo de Stanford trabaja en enlazar las tecnologías de conversión de la célula solar y térmica

El grupo de investigación revistió una pieza de material semiconductor con una capa delgada de cesio metálico, haciendo que el material sea capaz de usar tanto la luz como el calor para generar electricidad.

Según los investigadores han demostrado el potencial de un nuevo proceso físico que no se basa en los mecanismos fotovoltaicos estándar, sino que obtienen la respuesta fotovoltaica a muy altas temperaturas. Cuanta más alta temperatura mejor se activa el proceso.

Mientras que las células solares son inertes cuando la temperatura alcanza los 100 ºC, el sistema PETE tiene su pico de eficiencia a temperaturas por encima de 200 ºC, por lo que lo hace útil en parques solares situados en desiertos.

Los investigadores usaron un semiconductor de nitruro de galio para ensayar PETE y ser capaces de resistir un rango de temperatura muy alto. Con otros materiales, como el arseniuro de galio, los investigadores estiman que el proceso puede alcanzar hasta un 60 % de eficiencia.

Standford observa que los materiales necesarios para obtener los materiales del proceso PETE son baratos y están fácilmente disponibles, y por ello la energía está fácilmente disponible, haciendo que la energía sea más asequible. El equipo dice que pueden diseñarse fácilmente dispositivos que van atornillados a sistemas existentes, y la conversión es por lo tanto relativamente barata.

Se estima comercial una oblea de 6” con los materiales actuales.

Según los desarrolladores El proceso PETE puede dar un impulso significativo e a la energía solar, pues defienden que pueden incrementar la eficiencia de la conversión en un 10 %, pasando del 20 % actual al 30 %.

Bibliografía: Stanford process aims to make solar cheap enough to compete with oil. EDN August 201
Publicar un comentario en la entrada