17 marzo 2009

¿Puede fortalecerse el dólar a partir de ahora?

La importancia de las cotizaciones entre divisas en el comercio internacional debe ser un estímulo para prestar una gran atención al dólar a todos los interesados en la internacionalización. En esta ocasión vamos a hablar del dólar, moneda de referencia que en los últimos tiempos ha venido depreciándose respecto al euro, lo cual si bien alivia la inflación, también perjudica la competitividad de nuestros exportadores.
Pero la cuestión ahora es entender lo que va a ocurrir en el futuro con el dólar, y como podemos protegernos frente a los efectos de los cambios en la divisa. Los mecanismos que inciden en las cotizaciones de las divisas son muy complejos, y en los negocios internacionales las fluctuaciones de las divisas pueden dar al traste con cualquier negocio, especialmente si hablamos de ejecución de obras bajo presupuesto cerrado.
Algunos países que se dieron el atracón de endeudamiento en años pasados, se enfrentan ahora al derrumbe del sector inmobiliario y sus sistemas bancarios están zozobrando. Los países que tienen que hacer solos tan pesada digestión, están zozobrando. Es el caso de todos los países de Europa del este excepto la prudente Eslovenia ("La lucha por la supervivencia de las monedas bálticas y el euro como inversión"). Y en este momento hacemos un breve paréntesis para recomendar viajar a ese maravilloso país que es Eslovenia. Los que conocimos tan bello rincón en los 90, ya atisbábamos el gran destino que el futuro deparaba a la pequeña república eslava, y desde luego los eslovenos no nos han defraudado. Recomendamos fervientemente visitar este país, seguro como pocos para viajar por libre, y donde encontraremos maravillosas estampas del paisaje rural alpino y un sinfín de sorpresas.
Pero volviendo a las divisas, y entrando en los Estados Unidos de la flamante era Obama, nos encontramos con un país en el que confluyen todas las variables negativas que han desencadenado la crisis mundial. En pocos lugares del mundo, si acaso España y algún otro país más, los efectos de la especulación sin control están teniendo unos efectos tan desoladores. Pese a ello, el dólar estadounidense está afrontando la crisis siguiendo una senda ascendente, y esto, señores/as, es quizás la única noticia económica que España puede recibir con alegría. Esta vez sí, esta vez podemos decir con rotundidad que la subida del dólar nos está beneficiando. En una España donde sólo se respira el olor a carne quemada que satura el aire al final de una batalla, la subida del dólar es positiva. Con una inflación que amenaza con convertirse en deflación en poco tiempo, no debemos tener miedo a los precios, por lo que en principio este riesgo está controlado. Sin embargo, la subida del dólar sí que es muy beneficiosa para la única puerta que aún puede amortiguar los efectos de una depresión profunda, nos referimos al incremento de las exportaciones. La falta de cultura exportadora de las PYMES españolas (no suelen viajar en las misiones comerciales selectas que organiza su majestad), está dificultando la salida al exterior, pero al menos la cotización del dólar va a favor de los exportadores españoles.
El dólar no solamente se está revalorizando respecto al euro, sino que también lo ha hecho respecto a la libra esterlina y las monedas asiáticas, excepto el yen, el renminbi y el dólar de Hong Kong. La explicación que tiene esta apreciación en un momento en el que los cimientos de la economía norteamericana se están agrietando parece estar bastante clara. El dólar no es como el resto de las monedas. En realidad es tan excepcional que es previsible un incremento en sus ganancias incluso mientras la crisis continúe.
Hay muchos factores que tienen que ver con lo que está ocurriendo. Por ejemplo, los inversores norteamericanos que salieron del país cuando se inició la crisis están soltando lastre de riesgo y volviendo a casa, lo que implica la venta de monedas extranjeras y compra de dólares. Este es uno de los motivos que explican por qué los mercados de U.S.A. cayeron menos que el resto del mundo al comienzo de la crisis.
El peor comportamiento de los mercados de Estados Unidos en los últimos tiempos respecto al resto del mundo, sugiere que esta tendencia puede estar acabando. Tras haberse deshecho de sus carteras internacionales, los inversores más arriesgados y más endeudados están huyendo también del mercado doméstico.
Una historia similar puede explicar la actual resistencia del yen a pesar de la larga serie de datos catastróficos que llegan desde Japón. Sin embargo, los últimos deslizamientos del yen pueden sugerir que los inversores domésticos que invirtieron en el extranjero pueden haber terminado de vender sus inversiones y repatrían liquidez (y similarmente, los carry traders que pidieron dinero barato para invertir en otros lugares del mundo con tipos más altos están también deshaciendo posiciones. Esto no parece estar ocurriendo con el dólar.

El mundo siempre necesita dólares

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones, el comercio mundial y las finanzas se mueven en dólares, y ello hace que la moneda deba considerarse una moneda reserva. Como consecuencia de ello, el mundo fuera del área dólar siempre necesita dólares para realizar sus negocios. Cuando hay bastantes dólares en circulación, no hay dificultades para cubrir la demanda, por lo que el dólar cae contra las monedas de sus socios comerciales. Pero cuando la crisis de liquidez aprieta, el dólar se eleva respecto a las otras divisas y materias primas que se comercializan en dólares. Los países que tienen una escasez en dólares especialmente grande en sus economías, pueden ver como la caída de sus monedas es especialmente grave. Por ejemplo, Corea del Sur, donde más del 10 % de los fondos de los bancos provienen de préstamos en monedas extranjeras.

¿Qué puede ocurrir a partir de ahora?

A pesar del estado de la economía de USA, el dólar puede permanecer fuerte durante un tiempo. Como resultado del apalancamiento de las economías y la caída del comercio y del consumo, el déficit está cayendo en Estados Unidos. Si el déficit comercial es la principal ruta por la que los dólares fluyen a la economía global, menos dólares se están suministrando al resto del mundo. Y al ser los dólares más escasos, el precio (tipo de cambio) irá hacia arriba. La fortaleza del dólar ha sido más impresionante de lo esperado en los últimos meses. ¿A qué se ha debido? El ascenso del dólar refleja el apalancamiento de los fondos de inversión y la repatriación de inversores desde el extranjero por los inversores de Estados Unidos, lo cual crea un gran drenaje en la liquidez del dólar global a través de los canales de inversión. Gran número de traders de divisas están cerrando posiciones cortas en dólares (es decir, paran en su apuesta sobre el dólar) y una vez esta tendencia se consolide, puede que haya movimientos añadidos. En el medio plazo, los analistas parecen coincidir en que el dólar permanecerá fuerte.

Bibliografía: Why the dollar will get even stronger from here. Moneyweek 17 March 2009.

Publicar un comentario