16 febrero 2009

Importantes novedades sobre las previsiones de precio de los alimentos

En toda reunión empresarial que se precie hoy en día, la temática es monográfica: Valoración en tiempo real de la crisis y posibles soluciones. ¿Debemos esperar a ver la luz del túnel a la vez que se debilita nuestra empresa?, o ¿Debemos dar un paso adelante con una apuesta innovadora aunque tengamos que consumir preciados recursos? Esta dicotomía se impone también en esas largas noches en las que los gestores empresariales tratan de planificar el futuro. Y no es para menos, puesto que como ya ocurrió en el 29, de esta crisis saldrán las empresas que dominen la economía del siglo XXI. Quedarán menos, pero desde luego las que no se equivoquen esperarán un crecimiento sostenido durante mucho tiempo.
Nuestra recomendación es desde luego no quedarse quieto, porque el túnel es largo esta vez, pero también debemos ser prudentes al tomar decisiones, y sobre todo, no tomar decisiones que supongan un coste significativo para la compañía. Estamos en un periodo en el que muchas pequeñas acciones determinarán la viabilidad del futuro. Pequeñas acciones que deberemos ir modulando según el devenir de los acontecimientos.
Buena prueba de ello es lo acontecido con los alimentos hasta mediados de 2008 (ver "La crisis del arroz", "Claves esenciales para entender la crisis de los alimentos…incluyendo la especulación", "Las consecuencias de la subida del precio de los alimentos", "El pánico por la escasez de alimentos golpea Canadá" y "Exportar alimentos a Japón"). Pues bien, la producción de alimentos se convirtió en una actividad especulativa, otra más, se cultivaron alimentos a un ritmo frenético, y en muchos casos se almacenaron alimentos esperando ser colocados a mejores precios. Pero claro, se olvidaba una cosa, y es que los que realmente necesitan los alimentos carecen de lo más elemental, carecen de dinero para comprarlos. Como en toda burbuja que se precie, conforme aumentaba el precio de los alimentos el mercado iba reduciéndose, pero pocos se daban cuenta de ello. Las restricciones en el crédito y la psicosis posterior hicieron el resto, el precio de los alimentos se hundió también.
Los que pensaron que por fin la producción de alimentos era un gran negocio, se vieron frustrados ante la nueva situación. Muchos perdieron dinero, pero pocos se arruinaron, demostrando con este ejemplo cómo la mayoría de las burbujas estallan sin causar males mayores (ver "cosas que provocan que las burbujas hagan "puff"). Pero claro, si los alimentos vuelven a bajar de precio, los que no podían comprarlos empiezan otra vez a consumirlos, y el ciclo alcista puede comenzar otra vez. En este artículo vamos a estudiar con cierto detalle cuál es el panorama que se presenta para el 2009, lo escribimos no pensando en los especuladores, sino en los sufridos productores que ya no saben a qué atenerse. Seguro que a más de uno le vendrá bien esta información.
Perspectivas para el precio del alimento en 2009

Según un estudio llevado a cabo por The Market Oracle (Catastrophic Fall in 2009 Global Food Production), el año que llega es de lo más desalentador en cuanto a producción de alimentos se refiere. Dos de los principales productores de alimentos del mundo, China y Argentina, sufren serias sequías, pero eso no es más que la punta del iceberg. Veamos que ocurre en el panorama global. Este resumen está también dedicado a aquellos que porque este año ha hecho mucho frío en su pueblo, ya deducen que el cambio climático es una fantasía de ecologistas fanáticos.

China: La sequía que sufre el noreste de China es la peor de los últimos años, y la cosecha de verano está amenazada. La escasez de lluvia es la peor que se recuerda en algunas provincias del norte y centro.

  • Henan: La principal provincia agrícola de China está en el mayor nivel posible de sequía. Henan ha recibido un promedio de 10.5 mm de precipitaciones desde noviembre de 2008, un 80 % menos de lo habitual.
  • Anhui: La provincia de Anhui está también en alerta roja por sequía, con más del 80 % de sus cultivos enfrentándose a la sequía.
  • Shanxi: Más de un millón de personas y 160.000 cabezas de ganado se enfrentan a la escasez de agua.
  • Jiangsu: La provincia de Jiangsu ha perdido ya un quito de sus cultivos de trigo como consecuencia de la seguía. Los departamentos agrícolas locales están desviando agua de ríos próximos en un intento de salvar al resto.
  • Hebei: Sobre 100 millones de metros cúbicos de agua se han canalizado desde el exterior de la provincia par a luchar contra la sequía.
  • Shaanki: 1,34 millones de acres de cultivos están afectados por la sequía.
  • Shandong: Desde finales de noviembre, la provincia de Shandong ha experimentado un 73 % menos de lluvia de lo normal.

Australia: Australia está experimentando la sequía más intensa vivida por el país desde 2004, y el 41 % de la agricultura de Australia continúa sufriendo la peor sequía que ha vivido el país en los últimos 117 años. La sequía ha sido tan severa que los ríos han parado de correr, los lagos se han vuelto tóxicos y los granjeros han abandonado sus tierras por frustración. A los granjeros australianos le hacen poca gracia las ironías sobre el cambio climático.

Estados Unidos: Varios de los principales estados productores sufren severas sequías.

  • California: California se enfrenta a la peor sequia de la que existen registros históricos. Pero aún que las terribles sequías de 1977 y 1991.
  • Texas: La sequía de Texas está también alcanzando proporciones históricas.
  • Región Augusta: (Georgia, Carolina del Sur y Carolina del norte). La región sufre una terrible sequía que dura ya dos años.
  • Florida: El estado de Florida ha sido golpeado por un invierno seco, cultivos dañados, y la mitad del estado sufre ya algún nivel de sequía.

Argentina: La peor sequía en medio siglo asola los fértiles secos de Argentina.

Brasil: Brasil también está siendo golpeado por una fuerte sequía que hará disminuir sensiblemente su producción.

Paraguay: La economía del país va a verse seriamente afectada por la intensa sequía que está sufriendo el país. El gobierno va a declarar emergencia agrícola.

Uruguay: Uruguay también ha declarado emergencia agrícola el mes pasado.

En fin…la lista es interminable. Otros países/regiones afectados son Uruguay, Bolivia, Chile, El cuerno de África, Kenia, Tanzania, Burundi, Uganda, Sudáfrica, Oriente Medio, Iraq, Siria, Afganistán, Jordania, Territorios palestinos, Líbano, Israel, Bangladesh, Myanmar, India, Tajikistán, Turkmenistán, Tailandia, Nepal, Pakistán, Turquía, Kyrgyzstán, Uzbekistán, Chipre e Irán.

Otra previsiones apuntan a que la falta de crédito a los granjeros para comprar semillas y fertilizantes hará que empeore la capacidad e producción.

Publicar un comentario