31 marzo 2008

Situación de la economía japonesa

Como hemos visto en otros posts, Japón no ha conseguido recuperarse de su anterior crisis, y ya se está resintiendo de la actual. Al respecto, se han conocido hoy los últimos datos de producción industrial de Japón, y los datos son desalentadores. Como puede verse en la gráfica del enlace, desde principios de año se ha producido una profunda caída en la producción industrial, la cual ha retrocedido a niveles de agosto del año 2007. Como indica Bloomberg, El motivo fundamental de este retroceso es que su gran mercado exportador, Estados Unidos, está al borde de la recesión. La caída de la producción industrial ha sido de 1,2 % desde enero. Las compañías japonesas se preparan para una reducción de los pedidos desde Estados Unidos, ya que el derrumbamiento del sector inmobiliario se agudiza y está pasando factura a los consumidores norteamericanos. El periodo de expansión de seis años llega a su fin. La economía japonesa también está empeorando, con un aumento del desempleo en febrero, el gasto familiar paralizado y la inflación aumentando rápidamente a cotas no conocidas en una década. Según 82 economistas encuestados por Bloomberg, la economía norteamericana crecerá este año un 1,5 %, el menor crecimiento de los últimos siete años. Los grandes fabricantes japoneses sienten desconfianza, y dos son los principales motivos, la subida del yen respecto al dólar, que dificulta las exportaciones, y el incremento de los precios del petróleo. Toyota Motor Corp., ha dicho que sus coches son más caros ahora, y es por ello difícil venderlos en el extranjero. También el acero está subiendo de precio, y el juste de los precios necesario para poder competir en las exportaciones, hace que los beneficios estén disminuyendo. Canon, el fabricante más grande de cámaras del país, prevé que ha llegado el momento de apretarse el cinturón, porque las ventas en Estados Unidos caen por primera vez en nueve años. El riesgo de enfriamiento de la economía ha golpeado a los inversores y ello hará que el Banco de Japón tenga que alterar este año su política de bajada de tipos. El Banco de Japón, cuya política en diciembre era subir tipos, no tendrá más remedio que recortarlos como medida de emergencia si la situación sigue así. Algunas compañías sin embargo están creciendo a buen ritmo, como consecuencia de la demanda de los mercados emergentes. Mitshbishi Motors Corp, por ejemplo, incrementó sus ventas un 41 % en 2007.
Publicar un comentario