06 marzo 2008

Más sobre energía solar de concentración

Hace unos días hablábamos de la energía de concentración solar como una alternativa más que próxima a la tecnología fotovoltaica. Pues bien, esta tecnología ya está presente en The Economist, en su número del 23rd, lo cual indica que el mundo del dinero tiene sus ojos puestos en ella. En el artículo “The power of concentration”, se vuelve a hablar del proyecto de Acciona junto a Las Vegas. La planta comenzó a funcionar en junio, y toda ella está construida con tecnología conocida como “Concentration solar power” o CSP. La nueva planta de Acciona, bautizada como “Nevada Solar One”, puede generar hasta 64 Mw, los cuales sirven para satisfacer la voracidad energética de 14.000 hogares norteamericanos. Lo más interesante es que la planta está a pleno rendimiento precisamente cuando mayor es la demanda energética, siendo pues un alivio frente a los cortes de suministro que pueden provocar los picos de demanda en días de fuerte calor. Como ya dijimos, la novedad de esta energía es que aprovecha lo que más obviamente nos da el sol, que es el calor, y no se complica con costosas obleas de silicio para transformar la luz en electricidad. El calor se utiliza en calderas y de esa forma se obtiene energía de una forma sencilla y eficaz. En el fondo el funcionamiento del sistema de producción de energía no es más que una turbina similar a las que encontramos en una central de carbón o gas natural. Hay ya muchos diseños que tratan de optimizar esta tecnología, y la planta de nevada utiliza grandes espejos curvados para enfocar la luz a una torre situada en el medio. Otros conceptos implican largos espejos planos y dispositivos similares a los discos de los satélites. La tecnología CSP no es aún rentable frente a las plantas convencionales aunque el precio del petróleo cada día ayuda, y además es sin duda uno de los sistemas más eficaces para luchar contra el calentamiento global.
Publicar un comentario