05 marzo 2008

El ecodiseño que llega

La Unión Europea prepara una nueva iniciativa en materia de ecodiseño. Igual que ya se hizo para el control de las interferencias electromagnéticas, el manejo de equipos de residuos (WEEE), o RoHS y REACH en el área de materiales, se está preparando una nueva regulación sobre ecodiseño. Ingenieros o fabricantes que no presten atención en los requerimientos de ecodiseño no podrán vender sus productos en la Unión Europea. En el diseño de productos deberán tenerse en cuenta, además de cuestiones como el rendimiento respecto al coste, una serie de objetivos orientados a la protección del medio ambiente. El objetivo último es propiciar en la Unión Europea una reducción de los gases de efecto invernadero aplicando técnicas de ecodiseño. Las técnicas de ecodiseño, en gran medida similares a las de eficiencia energética, pretenden conseguir que nuestros productos consuman menos energía o se produzcan menos residuos en la fabricación. Estas cuestiones no se han planteado hasta ahora con rigor por parte de los diseñadores, y sin duda suponen un reto apasionante para los profesionales. La decisión de la UE de julio de 2005 abarca ya a 20 categorías de productos entre los que se encuentran monitores de ordenador, copiadoras, scanners, etc. Los nuevos requisitos afectarán a normativas ya vigentes como el marcado CE, el etiquetado de productos, o los requerimientos de documentación a entregar al cliente. La UE estima que una vez implantadas estas medidas se conseguirá un ahorro cuantificable en 7.000 millones de euros en costes de electricidad. El impacto de esta normativa supondrá un nuevo campo de trabajo para los diseñadores ya que en fase del diseño deberán determinarse el 80 % de todos los impactos medioambientales relacionados con el producto. Para saber más sobre el ecodiseño consultar aquí.
Publicar un comentario