17 octubre 2009

Hablamos de fabricación digital

Un nuevo artículo en el que abordamos los últimos avances tecnológicos que vienen desarrollándose en el sector industrial. En esta ocasión hablamos de una de las prácticas más exitosas que se utilizan para mejorar la productividad y disminuir costes en las compañías, una tecnología denominada fabricación digital.
Esta técnica proporciona un alto retorno Liliana riéndose noroeste and design and roll siendo el que desea sensor del comando en el de la inversión y contribuye al incremento de los ingresos. La fabricación digital puede ahorrar costes y tiempo a las compañías, y las hace un socio comercial atractivo.
La fabricación digital es un elemento principal en la gestión del ciclo de vida del producto (PLM). Podemos definir esta técnica como el proceso mediante el cual las compañías pueden optimizar el proceso de fabricación, gestionar los datos de fabricación, y alentar la colaboración entre diferentes tipos de ingenieros incorporando tanto la definición digital como la del producto de planta. La fabricación digital presenta un punto de vista del diseño del proceso diseñado holísticamente, como parte del ciclo de vida del producto, y permite que los productos sean diseñados de forma que se ajusten a las capacidades o limitaciones del proceso.
Las tecnologías de fabricación digital pueden conseguir tremendas mejoras de producción y reducciones significativas en el residuo de recursos, incluyendo un 30 % de reducción en el tiempo de puesta en el mercado; un 40 % de reducción en planificación; un 15 % de incremento en el rendimiento de producción; un 13 % de reducción en los costes totales de producción; y un 40 % de reducción en la planificación en los costes de equipamiento.
Soportada por la visualización, planificación de procesos, modelización de factoría, simulación y colaboración; la fabricación digital optimiza el proceso de diseño. Las compañías que despliegan soluciones de fabricación "Enterprise-wide" lo hacen porque desean tener una visión integral del a planta, mitigar los riesgos inherentes en planificación de diseño, identificar cómo los diseños de la planta impactarán en los trabajadores, reducir la necesidad de rediseñar equipos, utilizar recursos más eficientemente y eliminar prototipos. La fabricación digital toma un proceso lento, manual e intensivo en recursos y lo lleva al siglo XXI.
Con las aplicaciones digitales, especialmente las alojadas en internet (y por tanto disponibles en cualquier momento), permiten a los diseñadores e ingenieros que puedan alterar el diseño de la planta en segundos, y ver cambios cada minuto que afectarán a la cadena de suministros total. Puede experimentarse con la distribución en planta y ensayar virtualmente cómo funciona cada mejora en el proceso productivo. Después de todo, es mucho más fácil ver cómo se interactúa con un equipo usando simulaciones animadas en vez de diseños sobre papel.
Adoptando la fabricación digital pueden ahorrarse enormes cantidades del dinero que normalmente se emplea para mejorar la productividad de las plantas que ya están construidas y operando. La incidencia de estos ahorros en las compañías se extiende también a la disminución del número de operarios, minoración de las emisiones contaminantes y mejora sensible de la eficiencia energética.
Desde el punto de vista de la rentabilidad, la fabricación digital es una de las inversiones más beneficiosas que pueden realizarse. Las compañías que adoptan fabricación digital pueden esperar retornos que van de cinco a diez veces la cantidad de la inversión inicial.

Bibliografía: Digital manufacturing: The green path to growth. Reliableplant October 2009

Palabras clave: Digital manufacturing

Publicar un comentario