27 octubre 2009

Se presentan hoy en Estados Unidos las nuevas medidas de estímulo a la inversión en el sector energético

Alrededor de 18 millones de hogares se verán beneficiados en Estados Unidos con incentivos para incorporar medidores inteligentes. Es una medida más del ambicioso plan de eficiencia energética que el presidente Obama viene impulsando.
Los medidores, que están diseñados para comunicar efectivamente compañías distribuidoras y aparatos, ayudarán a los consumidores a gestionar la electricidad más eficientemente.
Los 18 medidores que van a instalarse representan aproximadamente el 13 5 de todos los medidores de la nación. En último término, la administración espera distribuir 40 millones de medidores inteligentes en los próximos años.
Los medidores inteligentes son parte del gran esfuerzo del gobierno para actualizar la obsoleta red de distribución de la nación. El gobierno anunció 3.400 millones de dólares para ayudar al país a moverse hacia las llamadas redes inteligentes. Las generadoras aportarán otros 4.700 millones de dólares en fondos para conexión de redes.
Según la Casa Blanca, estas inversiones pueden reducir el uso de electricidad en un 4 % al año.
El dinero es parte de casi 100.000 millones de dólares con los que el gobierno estimulará una gran variedad de proyectos de energía.
Otros proyectos anunciados este martes incluyen la modernización de subestaciones eléctricas y centros de transmisión.
Los nuevos estímulos anunciados hoy alcanzarán a unos 100 proyectos en 49 estados y se espera la creación de unos diez mil puestos de trabajo en todo el país. La Casa Blanca ha presupuestado el mayor esfuerzo de modernización de la red de distribución en la historia del país.
Los fondos anunciados hoy son solamente una fracción de lo que se espera sea la construcción de las nuevas líneas de transmisión, subestaciones y medidores computerizados, y dispositivos de almacenamiento en edificios por una red de distribución moderna.

Más en CNN

Publicar un comentario