27 octubre 2008

La edad dorada del seguimiento de vehículos

La tecnología inalámbrica es sin duda la tecnología del futuro en todo tipo de automatización de procesos. Una nueva generación de tecnologías inalámbricas promete ir más allá del seguimiento standard de flotas, y para ello se incorporan tecnologías de inteligencia comercial. No hay ningún rincón en el mundo donde la tecnología inalámbrica no puede proporcionar beneficios a los usuarios. El desarrollo de los sistemas inalámbricos ha hecho disminuir las limitaciones de cables y dispositivos similares, que fuerzan a los equipos a permaneces cerca de computadores y otra maquinaria. Los gestores de flotas han tenido la misma inspiración, y esperan de esta forma mejorar los sistemas actuales y facilitar la creación de sistemas eficientes de transporte. Muchos ya encontraron soluciones a la gestión inalámbrica de flotas, y para ello utilizan teléfonos celulares y sistemas de posicionamiento global (GPS). Un estudio realizado por Motorola encontró que las empresas que utilizan tecnologías GPS en sus flotas recuperaban 54 minutos por día y empleado, obteniendo un ahorro anual por empleado de 5.484 dólares. De acuerdo con ese informe, el principal beneficiario de usar herramientas de navegación inalámbricas es el consumo de combustible, con un ahorro anual promedio por empresa de 51.582 dólares. El GPS también consiguió reducir las paradas durante el viaje y los tiempos de paradas. Además del ahorro en los costes, las aplicaciones inalámbricas mejoraron la organización de las rutas de los empleados, dando a las compañías la capacidad para conocer con precisión donde estaban los empleados en cualquier momento, y permitió también examinar escenarios de rutas antes de su implementación. Los gestores de flotas de transporte, son ahora receptivos a la promesa de soluciones inalámbricas, con la capacidad de localizar los vehículos. Con la nueva generación de tecnologías inalámbricas, es posible ir más allá que el rastreo standard e incorporan inteligencia (por ejemplo programas de mantenimiento del vehículos o informes sobre las paradas). Hay ya sistemas inalámbricos más sofisticados, que siguen al vehículo entiempo real, pero además disponen en los vehículos de unidades de hardware y software, así como diagnosis del sistema. El sistema continuamente rastrea la localización del camión, kilometraje, velocidad, datos de rendimiento y información sobre diagnóstico. También existen dispositivos que inalámbricamente pueden interactuar con el cliente, por ejemplo capturando su firma y enviándola en tiempo real al centro de distribución. Puede ya aumentarse la exactitud en el reparto cuando se transportan equipos de alta responsabilidad. Las compañías pueden procesar órdenes cuando el vehículo está ya en ruta y reorganizar la ruta en caso de ser necesario. Con estas tecnologías pueden ya realizarse múltiples operaciones de gestión, como el retorno o aceptación de cargas cuando el vehículo está en ruta. Los nuevos sistemas permiten además gestionar bases de datos con la información detallada de las rutas que contribuirán a mejorar la logística de la compañía. Vía Wi-Fi pueden también capturarse datos en los edificios de la compañía y de determinados clientes, haciéndolo en tiempo real, y consiguiendo mejorar el procesado de órdenes, agilizarlas y evitar errores humanos. También pueden incluirse opciones de gestión de pago con la tecnología inalámbrica. Un sistema integral de gestión de flotas puede conseguir un 60 % de ahorro en tiempo en el rastreo de flotas y en la elaboración de informes; y puede conseguirse reducir un 25 % en la gestión de órdenes en almacenes.
Bibliografía: The golden age of wireless. Logistic management. Logistic Management. October 2008 Palabras clave: Fleet manager
Publicar un comentario