01 octubre 2008

Perspectivas de negocio en Corea del Sur

Dedicamos este artículo a una economía que cualquiera interesado en hacer negocios con Asia debe conocer: Corea del Sur, un país con una población bastante similar a la española (48,5 m), pero tan solo un 20 % de extensión (99.538,7 km2) y con unos envidiables índices macroeconómicos. Entre otros destacamos un crecimiento del P.I.B del 4,4 % y un índice de producción industrial del 9,1 %. Corea del Sur es reconocido por los analistas económicos porque desde los años 70 experimenta año tras año uno de los índices de crecimiento más altos del mundo. Corea del Sur ha progresado extraordinariamente a partir de la devastadora crisis financiera que sufrió Asia en 1997-98, y tras la cual fue necesario el apoyo del FMI con 57.000 millones de dólares. Una humillación para el país que acababa de entrar en la OCDE. En esa crisis la producción cayó en el país un 15 %, y 9 de los 14 bancos comerciales del país cayeron en manos extranjeras. Muchas empresas entraron también en quiebra en aquel periodo fatídico.
Pero las exportaciones, sector en el que Corea es grande, rápidamente hicieron surgir la demanda doméstica, gracias también a un breve boom inmobiliario y al mercado de créditos. En 2003, Corea del sur era uno de los países más codiciados por los inversores extranjeros.

Sector exportador

El sector exportador es increíblemente robusto en Corea del Sur, y gran parte de los negocios del país se fundamentan en el sector exportador. El país está entre dos grandes competidores, Japón, caracterizado por su alta tecnología; y China, que basa su poder económico en los bajos salarios. Pero Corea del Sur supo responder ante la presión de sus competidores, y su robusta moneda junto con la mejora de la competitividad propiciaron un increíble desarrollo industrial, lo cual ha originado crecimientos de dos dígitos en las exportaciones de los últimos cinco años. Este pequeño país se ha convertido ya en el décimo exportador del mundo, y hay bastantes razones para pensar que su éxito continuará durante bastante tiempo. Los fabricantes surcoreanos continúan mejorando su competitividad. Gracias en parte a sus modestos salarios, la productividad en fabricación crece un promedio del 10 % anual desde 2002. Estas cifras son desde luego difíciles de igualar. Otra de las estrategias que ha propiciado el desarrollo industrial de este pequeño gigante ha sido que ha pasado de producir mercancías de bajo valor añadido, como los de la industria textil, a fabricar otros productos más sofisticados. Para conseguirlo, el esfuerzo en investigación y desarrollo industrial realizado por el país ha sido realmente increíble, pues con un 3 % del PIB invertido, se convierte en uno de los países desarrollados que más esfuerzo dedican a esta estrategia vital. Vehículos, dispositivos electrónicos y barcos suponen ahora la mitad de las exportaciones coreanas.

Algunas industrias destacables

El esfuerzo en investigación y desarrollo industrial que realiza el país, ha tenido pronta y fructífera recompensa. Algunas de las compañías surcoreanas se han convertido ya en líderes mundiales en la fabricación de productos de alta tecnología. Samsung Electronics, por ejemplo, es actualmente el mayor fabricante del mundo de memorias flash, un tipo de memoria cuyas aplicaciones son pequeños dispositivos basados en el uso de baterías como teléfonos móviles, PDA, pequeños electrodomésticos, cámaras de fotos digitales, reproductores portátiles de audio, etc. Otro producto en el que destaca Corea del Sur son los chips DRAM, que son memorias RAM construidas mediante condensadores, las cuales permiten almacenar información mediante una carga eléctrica. Pero no solamente destacan las empresas de high tech, también podemos mencionar POSCO, que se ha convertido ya en el tercer fabricante de acero más grande del mundo, o Hiundai, que es el quinto fabricante de vehículos del mundo. Y por supuesto, lo saben bien los astilleros españoles, la industria pesada surcoreana está capitaneada por empresas como Samsung Heavy Industries y Daewo Shipbuilding & Marine Engineering. Por último, mencionar que actualmente una de las industrias más competitivas del país son tres firmas fabricantes de barcos, entre los cuales hay desatada una feroz batalla que ha derivado en su altísima competitividad. Corea del Sur domina ya dos tercios del mercado mundial de construcción de barcos, y si no construye más es porque sus encargos tienen cubierta la producción hasta 2013.

Bibliografía:

  • The Bulldozer. The Economist September 27th 2008
  • The export juggernaut. The Economist September 27th 2008
Publicar un comentario