01 octubre 2008

¿Va a bajar el precio de los paneles solares?

La energía solar se ha desarrollado de forma paulatina y durante cuarenta años el precio de los paneles solares ha ido cayendo con fuerza. Conforme aumentaban los volúmenes de producción y mejoraba la tecnología de fabricación, el precio de los paneles solares iba cayendo de forma progresiva. Pero en 2004, dos países incrementaron enormemente los subsidios a la producción de energías renovables, Alemania y España, y ello impulsó un boom en la demanda de paneles que continúa en la actualidad.
El suministro del silicio puro, el material más utilizado para la fabricación de células solares y la mayor parte de los dispositivos electrónicos, comenzó a caer rápidamente. El silicio es un elemento con una gran cantidad de aplicaciones. Es el segundo elemento más abundante de la corteza terrestre (después del oxígeno), y está presente en multitud de materiales, tan diversos como la arena, arcilla, vidria o el hueso. El silicio puro no se encuentra en la naturaleza, pero bajo las condiciones adecuadas pueden obtenerse en forma de estructuras monocristalinas.
El precio del silicio se elevó de los 25 $ por kilogramos que costaba en 2003 a los 250 $ que cuesta actualmente. Un incremento de precio que amenazaba seriamente la competitividad de la energía solar. Para que la producción de energía solar sea competitiva con la generación a partir de combustibles fósiles es necesario que caiga el precio del silicio. Afortunadamente, es muy probable que el precio del silicio vuelva a caer nuevamente, y ante el gran número de nuevas fábricas de paneles solares que están entrando en funcionamiento, es también muy probable que también lo haga el precio de los paneles (ver Perspectivas de mercado de la energía solar en el panorama internacional). Los fabricantes de silicio, cuyos principales clientes han sido siempre los fabricantes de productos electrónicos baratos, no esperaban el incremento en la demanda de los últimos cuatro años, y no han tenido capacidad de respuesta suficiente para suministrar materia prima a la industria solar. El estallido de la burbuja tecnológica, que les pilló de lleno, hizo que muchos fuesen escépticos ante la nueva "burbuja solar" que se estaba creando, y ello demoró la capacidad de incrementar la producción. Además, para construir una nueva planta de silicio puro es necesario ejecutar un proyecto que durará al menos tres años, por lo que no es fácil satisfacer la rápida demanda del mercado en los últimos años. Pero las cosas están cambiando rápidamente. Según New Energy Finance, una firma especializada en proporcionar información e investigación a inversores en energías renovables, la producción de silicio puro se doblará en tan solo un año. Esto sin duda trastocará los precios que los grandes compradores han negociado para el próximo año, y se iniciará una nueva tendencia descendente. Según una encuesta realizada a los grandes compradores de silicio puro, se espera que el precio del silicio caiga más de un 40 % el próximo año, y siga descendiendo hasta un 70 % en el 2015.

Bibliografía: Silicon rally. The economist August 30th 2008.

Publicar un comentario