21 mayo 2009

Posibilidad real de shock sistémico en los bancos españoles

Para aprender a vivir en recesión en España lo mejor es no consultar la prensa española. Políticos, bancos, grandes empresas, medios de comunicación; casi nadie se atreve a hablar en España del dolor que va a tener que padecer la población, y las referencias a los brotes verdes son la norma. Mucho dolor porque los excesos del ladrillo que tanto defendían todos ahora se ha demostrado como una gran trampa que la población; en gran parte cómplice, tendrá que soportar durante muchos años. Pero de manera continuada, la prensa europea viene alertando sobre la situación de la banca española, y sobre los esfuerzos que tendrá que hacer la población para evitar su colapso. Muchos cargan infundadamente contra estos artículos, justificándolos como una supuesta campaña de la prensa anglosajona contra España. Pero los datos demuestran una y otra vez que los anglosajones van teniendo razón cuando hablan sobre la crisis de España. Lisa Hint, de Moody, es uno de los últimos analistas que ha mostrado últimamente su preocupación por la estabilidad de la banca española. Según Ms Hintz, el CDS market está señalando la posibilidad con que un gran banco español entre en problemas – algo que la analista cree es un riesgo real. En su nota dice lo siguiente: “As Spain continues to weaken, we believe there is a non-trivial possibility of a systemic shock to the Spanish banking market, most likely from a large failure of a covered bond issuer. Banco Sabadell, which is currently trading at a CDS-implied rating of Ba1 and a gap of -7, is a candidate”. En su análisis, Ms Hintz apuntaba como candidato al Banco de Sabadell. Apunta también a que España está teniendo problemas en el sector bancario, y está intentando fusionar a los bancos problemáticos, lo que hace que el país se encuentre con pocos recursos para solventar problemas mayores. La Unión Europea podría acudir al rescate, para evitar una catastrófica desestabilización de la zona euro, pero sólo lo hará si se desata el pánico. Lo más dramático de la situación es que los españoles no parecemos darnos cuenta de lo difícil y duro que va a ser pagar la deuda externa, pues cada vez nos está costando más cara. Financial Times apunta otro problema, el más grave de todos, y es que España se enfrenta a una masiva deflación en el valor de sus activos. Los dos últimos meses ha tenido lugar un rápido deterioro del crédito. Si España estuviese cerca del fin de su recesión, habría pocos problemas, pero el problema es que según la analista el final está aún lejos. Con un desempleo del 17 %, la capacidad de repago se reduce tanto en las hipotecas como en el consumo. Pero los problemas no sólo están ahí, otro artículo publicado hoy (también fuera de España) indica que Caja Madrid no va a pagar los intereses de algunas de sus titulizaciones hipotecarias.
Publicar un comentario en la entrada