07 mayo 2009

Método PDSA para ejecución de proyectos industriales

Al enfrentarnos con proyectos complejos de investigación o desarrollo tecnológico surge como principal problema que no es fácil definir en una etapa inicial las características del proyecto que requiere el cliente. El cliente suele plantear una idea “vaga” sobre algún tipo de mejora o prueba que requieren los productos que fabrica, o pretende fabricar, pero no conoce el alcance del proyecto que solicita. Es por ello difícil incluso presupuestar el proyecto a desarrollar, puesto que en muchas ocasiones a priori no se conoce si es factible el desarrollo, y el cliente puede embarcarse en aventuras con resultados incierto. Al respecto hemos tenido experiencias negativas al solicitar la colaboración de universidades y centros de investigación al tratar de establecer la colaboración y su alcance. Para subsanar este problema se utiliza a veces en el mundo anglosajón una estrategia que hemos podido comprobar muy efectiva, concretamente con la firma Dynamic Structures & Materials, LLC, especializada en sistemas piezoeléctricos. Utilizan lo que denominan “Phased design study approach” (PDSA), o estudios de diseño o desarrollo por fases. En el PDSA se ofrece de manera sistemática, y bajo solicitudes procedentes de cualquier parte del mundo un desarrollo por fases. La fase I, es un estudio de diseño, cuya duración se estima en unas diez horas de ingeniería, en el que se revisan requerimientos, conceptos de brainstorm, y se examina la factibilidad de los conceptos. Dependiendo de los proyectos, la factibilidad incluiría análisis de ingeniería, diseño preliminar, e incluso selección de componentes para un primer prototipo. Al cliente se le entrega un informe resumiendo las actividades del estudio de diseño y las recomendaciones para el esfuerzo en prototipaje. El PDSA se ha probado como una estrategia de éxito por centros tecnológicos ya que limita el riesgo entre las dos partes implicadas en el desarrollo. Si los conceptos revisados no parecen factibles y/o si el cliente no está satisfecho con el trabajo realizado, finalizan las actividades con un coste mínimo para el cliente (unos 1500 dólares USA). Con relación al centro tecnológico virtual entendemos que para la realización de un estudio PDSA pueden participar, utilizando la herramienta electrónica, varios especialistas colaboradores externos, quienes informarían sobre el proyecto y el coordinador del mismo emitiría el informe definitivo. Por todo ello, con el potencial que se tiene desde los colegios, entendemos que las posibilidades de lanzar este tipo de acciones son óptimas, al conseguir de una forma sencilla emisión de informes altamente especializados. Con la herramienta que se propone desarrollar para la gestión de los IEN, podríamos obtener de forma inmediata la relación de especialistas con experiencia en la materia analizada (ver el apartado de herramientas de búsqueda en la discusión sobre los IEN). El prototipaje se entiende aquí en sentido amplio según la siguiente definición: Es el proceso de poner juntos modelos de trabajo en orden de de probar varios aspectos de un diseño, ilustrar ideas o características y reunir información de los primeros usuarios de un producto o proceso mejorado. El prototipo puede ser un software, un montaje electrónico, o una pieza o estructura construida a partir de unos cálculos de ingeniería.
Publicar un comentario en la entrada