16 mayo 2009

Sobre algunos proyectos hidroeléctricos en Namibia y Angola


Los que vivimos en países ricos pensamos que disponer de energía es algo natural, pero los que viven en los países pobres saben que eso no es así. El desarrollo de muchos países está condicionado precisamente por la falta de energía, que impide en la práctica la creación de energías productivas.
En Angola y Namibia, países ambos pujantes en África, se va a iniciar la construcción de un gran proyecto hidroeléctrico, con una inversión prevista de 7.000 millones de dólares. Cuando el proyecto haya finalizado, se espera producir 400 Mw de electricidad.
La construcción de la planta comenzará en marzo del próximo año, y en la obra participarán por igual ambos países, que de esta forma compartirán la energía producida.
La batalla por la energía que acosa al mundo es más encarnizada aún en los países que intentan alcanzar niveles aceptables de desarrollo, y en África varios son los países que están batallando por conseguir producir más electricidad. Entre otros, Sudáfrica ha informado recientemente que está planificando con Mozambique construir otra planta para producir más electricidad.
El proyecto de Namibia puede iniciarse el próximo año, y se construirá en un río conocido como Kurene. El proyecto tardará ocho años en ejecutarse, y puede iniciarse en marzo del próximo año, una vez hayan finalizado todos los estudios de viabilidad.
Si bien la actividad en África sigue boyante, lo cierto es que la recesión económica global ha frenado las inversiones en todo el continente.
África se asienta sobre enormes recursos energéticos, pero la ineficiencia y la falta de fondos frenan su desarrollo. Uno de los países que se desmarca de la norma es Angola, donde la riqueza del petróleo ha propiciado que se esté preparando una inversión de 2.400 millones de dólares para impulsar la red de fibra óptica del país. La inversión incluirá la construcción de una red de fibra óptica de 7.000 km.
Fuente: Africa News
Publicar un comentario