25 mayo 2009

El Software BIM para aumentar la productividad en diseño y construcción

El uso de automatización en construcción es aún muy limitado, y si bien los ejecutivos y personal operacional usan ordenadores, la información de la obra suele estar en un papel, no en una base de datos. Pero la capacidad incrementada para modelar una estructura usando software de modelización tridimensional promete cambiar ese paradigma. Lo que está impulsando el cambio se conoce como Building Information Modeling (BIM) Software, un sistema que actúa como depositante de la información de una construcción. Pero al contrario que otros software que ayudan al sector de la construcción, BIM software está diseñado para integrar cada uno de los aspectos de una obra. Uno de los aspectos más interesantes del desarrollo de BIM es que se trabaja para estandarizar la conectividad con la tecnología de gestión de instalaciones existentes. Haciendo esto los modelos capturan información útil del ciclo de vida de un edificio. Este software puede ser usado por contratistas generales que planean la secuenciación de la construcción en una obra, y prevenir conflictos e interferencias. También pueden añadirse componentes estructurales al modelo, y unirlos también a la planificación del proyecto. El programa básicamente consigue una mejor coordinación entre todos los agentes que intervienen en la construcción de un proyecto. Los modelos pueden visualizarse en múltiples formas, incluyendo visualizaciones 3D. Pero el modelo es más avanzado aún, y pueden representarse los componentes de construcción del mundo real, incluyendo sistemas mecánicos, eléctricos e instalaciones. La información tridimensional está optimizada, con versiones gráficas foto realistas; y además puede incorporarse información del objeto individual. En otras palabras, todo puede ser etiquetado, incluyendo modelo, número de serie, información de garantía, registro de mantenimiento. El uso con éxito del sistema supone que sea necesaria la entrada frecuente de datos para mantener actualizada la información de los modelos. El modelo también necesita ser apropiadamente vinculado con otro software de construcción. Las revisiones de la actividad de construcción pueden automatizarse, por lo que la aprobación de las distintas acciones puede acortarse. El software BIM permite también integrar referencias cruzadas al cumplimiento de estándar que sean necesarios para cada ítem de la construcción, incluyendo en el modelo especificaciones como accesibilidad de minusválidos. La gestión de la obra puede automatizarse de forma que salten alarmas cuando se intentan incorporar a la obra elementos que no cumplen con las especificaciones. Pueden también incorporarse avisos cuando los componentes de la construcción se coloquen de forma que no cumplan códigos o regulaciones permitidas. El ahorro en costes es una de las principales ventajas obtenidas con el software BIM. Pero los mayores beneficios del Software BIM no vienen de las fases de diseño y construcción, sino de todo el ciclo de la vida. En efecto, los problemas de los establecimientos industriales comienzan cuando la planta empieza a operar, y el software BIM lo que hace es que introduce beneficios que pueden utilizarse durante 20-50 años. Estudios llevados a cabo en Estados Unidos han mostrado que la cuenta de operación y mantenimiento puede reducirse a la propiedad entre un 60 y un 80 %. Para que nos hagamos una idea de los ahorros que pueden conseguirse mejorando la gestión durante la obra y operación, mencionamos un estudio encargado por el National Institute of Standards and Technology (NIST), realizado en 2004 con el objetivo de cuantificar las pérdidas anuales que se producen en instalaciones de Estados Unidos por interoperabilidad inadecuada entre sistemas de software, CAD e ingeniería. El estudio mostró que estos problemas, el día a día de cualquier ingeniería o instaladora para entendernos, supusieron en Estados Unidos unas pérdidas de 15.800 millones de dólares en el año 2002. De estos costes, dos tercios vienen de ineficiencias por inadecuada interoperabilidad, donde se incluyen la entrada manual de datos que pueden automatizarse, la omnipresente duplicidad de funciones comerciales, y el uso del papel en sistemas de gestión de la información. En conclusión, el software BIM avanza en la resolución de uno de los problemas más graves de productividad en obras y establecimientos industriales, la falta de base de datos interrelacionadas que faciliten la gestión de los procesos.
Bibliografía: BIM Software Offers Wealth of Design Information. Facilitiesnet October 2006.
Publicar un comentario